Radiodifusores y artistas están desilusionados con la LOC

- 13 de agosto de 2018 - 00:00
José Mejía realiza los controles de cabina en Radio Ondas Azuayas. Radiodifusores plantean cambios a la Ley de Comunicación.
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

Empresarios radiales coinciden en señalar que el artículo 103 de la Ley Orgánica de Comunicación los ha perjudicado desde hace cinco años, pues los llevó a cambiar su programación para cumplir la obligación y no los requerimientos y gustos de las audiencias. Los intérpretes, por su parte, cuestionan la falta de una verdadera normativa.

Cinco años han transcurrido desde que entró en vigencia la Ley Orgánica de Comunicación (LOC), la cual ha sido cuestionada desde diversos ámbitos. Uno de ellos es el artículo 103, referente a la difusión de contenidos musicales que, se supone, beneficia a los artistas nacionales.

Pero, ¿se puede hablar de beneficios? Álvaro Rosero, director de radio EXA FM, contó que desde el inicio alertó que la implementación de esta normativa generaría un perjuicio a las distintas estaciones de radio. “Definitivamente no benefició de ninguna manera. Expresamos nuestra preocupación al respecto de este tema, que fue parte de los primeros borradores de la Ley”.

Dijo que esto llevó a las emisoras a cambiar su programación para cumplir con la normativa, mas no para satisfacer a las audiencias, lo que los perjudicó.

Y con el artículo 103 las radios están obligadas a emitir en igual cantidad la música de artistas extranjeros y nacionales, es decir, 50% de contenidos musicales debían ser producción ecuatoriana.

Con el fin de cumplir la disposición, las radios lo hacían en horarios de baja sintonía: de 00:00 a las 06:00.

En mayo de 2017 se realizó una reforma al artículo 75 del Reglamento General a la LOC, donde se estipuló que el contenido musical de artistas nacionales debía transmitirse en horarios de alta sintonía, lo cual no se definió.

Así lo confirmó Ximena Segura, intendenta Nacional Jurídica de la Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom), quien señaló que estos horarios de alta sintonía aún no están especificados en la Ley ni en el Reglamento.

“Es el Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación (Cordicom) el que debería emitir un reglamento para entender cuáles son los horarios que se consideran de alta recepción, pero hasta la presente fecha no se cuenta con el mismo”, lamentó.

Añadió que no ha habido afectación alguna a los medios radiales, ya que han podido tener acceso a más producción nacional. Consideró que no se trata de una norma restringente o exclusiva.

Ramiro Vela, periodista y radiodifusor de la provincia de Tungurahua, resaltó la importancia de tener un reglamento basado en la programación, el estilo del medio de comunicación y a la producción nacional.

En cambio Jorge Yunda, productor musical, destacó que nada obligado es bueno y que el 1x1 no ha cumplido su papel, por ello “no hemos tenido realmente un despunte de artistas”.

Según los consultados, actualmente la incidencia de las radios ha sido mínima, pues los avances tecnológicos han hecho que los jóvenes puedan descargarse música de las diversas plataformas musicales. Incluso el 70% de algunas marcas publicitarias estarían siendo destinadas a los medios digitales, provocando una pérdida económica para los medios tradicionales.

Según la Supercom, la LOC benefició a los artistas nacionales al contar con mayores espacios para difundir sus producciones. En 2016 creó la Plataforma Latitud 1x1, para que ellos tengan una herramienta online para promocionar su música y que los medios accedan a ella.

Rosero aseguró no haber conocido la Plataforma Latitud 1x1 ni el acceso a los contenidos. “Cuando tú tienes una institución que su acción diaria era perseguir a los medios por un lado y por el otro pretendía proveerte de contenidos musicales, el resultado era de esperarse: un fracaso absoluto”, reclamó.

Incluso considera que se vendió como “un milagro de la industria musical”, y que se aprobó bajo un esquema de confrontación, creando bandos: los buenos y los malos, en donde se hizo ver como que los malos eran los medios. Al frente pusieron a los artistas, productores, políticos, como que eran víctimas de los medios”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: