La pregunta para los candidatos: ¿quieren quitar la dolarización en Ecuador?

29 de octubre 15:44

El exvicepresidente León Roldós conversó con El Telégrafo sobre la democracia, el momento político que vive el país, las elecciones y los temas fundamentales que deberían estar en las propuestas de los candidatos: mantener la dolarización y luchar contra la corrupción.

¿Cómo ve el panorama electoral, hay 17 binomios presidenciales y 283 organizaciones políticas. Demasiados candidatos para un país pequeño?

Hay conflicto en la figuración, no sé si influye que el Estado ayude con valores no cuantiosos para la campaña electoral. Es un problema muy grave porque todo el mundo tiene derecho a tener un cargo, pero la figuración pesa mucho en un par de candidatos.

¿Esta dispersión de postulantes afecta a la democracia o no?

Creo que sí, de alguna manera muchos actores no aportan en nada para el voto.

Hay organizaciones que han propuesto a procesados, fantoches y sentenciados por corrupción como el expresidente Rafael Correa. ¿Por qué proponen esa calidad de candidatos?

Todo eso será superado, es una audacia, pero pasará.

¿Es un golpe de imagen para decir a los ecuatorianos que ponen a los candidatos que quieren?

Es parte de la estrategia, pero ellos saben que no tienen ninguna posibilidad legal de ser candidatos.

Hay pocas organizaciones que se han unido para presentar sus candidaturas. ¿Por qué es tan difícil formar alianzas?

Creo que existen alianzas entre tendencias ideológicas por prudencia, derecho o si les conviene o no, y eso los lleva a esta guerra política, no hay programas elaborados de manera colectiva.

Algunos postulantes saben que no tienen opciones, pero igual se presentan.

Hay de todo, “figuretti”, otros que pelean por la sobreviviencia de una organización política, no hay una sola causa.

Hace un año hubo manifestaciones violentas, destrucción de la propiedad pública y privada. ¿Cómo mira esos hechos?

Hay una herida profunda, de desconfianza, de temor, y cada uno quiere aparecer como el sector que denuncia y que no es parte de la corrupción. Este tema es complicado, hay reivindicaciones de mucho años, un discurso anti FMI, que ha existido siempre. No hay novedades, esa capacidad de movilización y ese despliegue de la violencia social ya tuvimos en otra época. Hay que actuar con prudencia porque el país puede llegar a una violencia que hasta ahora no se ha dado.

¿Cómo mira el juicio a la Ministra de Gobierno?

Es una decisión política y la doctora Romo en ese campo se maneja con bastante habilidad, va a ganar o perder el juicio. La política siempre tiene contradicciones.

El Gobierno anterior sembró la división en el país y hoy tenemos una sociedad fragmentada.

El expresidente sigue con una influencia dominante y un número de electores importante. Eso nadie lo puede negar, creo que las investigaciones sobre la corrupción de un gobierno absolutista, que no respetó la división de poderes ni autonomía, todavía pesan porque no  hubo sanciones frente a la violencia política y social que hizo el correato.

¿Cuáles son los temas que deberían debatir los candidatos?

Es importante que los candidatos vayan a los temas de fondo, por ejemplo, Yaku Pérez, de Pachakutik, y Andrés Arauz, del correísmo en alianza con UNES, plantean el dinero electrónico para los pagos de Gobierno. Pero si ese dinero no tiene respaldo es crear otra moneda. Todo lo que pague el Estado y circule será con una moneda electrónica, de computadora, que no equivalente al dólar real. Mañana alguien quiere viajar no puede pagar con esa moneda electrónica y debe hacerlo con dólares reales. Alguien necesita importar una medicina y debe pagar con dólares reales porque el dinero electrónico es ficticio, de papel y no hay seguridad. Eso es un altísimo riesgo que no tiene nada que ver con la cripto moneda.

La pregunta para los candidatos es: ¿quieren quitar la dolarización en Ecuador? De alguna manera la dolarización ha impedido la inflación y la devaluación en este país. El otro tema importante es la lucha contra la corrupción. Los candidatos deben pronunciarse sobre ello y decir cómo enfrentarán ese grave problema.

La política ecuatoriana se ha construido alrededor de caciques, caudillos, de partidos que se creen propietarios de este país. ¿Qué dice usted?

No solo de líderes, sino de argollas dominantes que duran años. Por ejemplo, el gobierno de Lenín Moreno no ha podido romper algunas argollas del correísmo.

¿Es pesimista sobre el futuro?

Tenemos que hacer conciencia para encontrar salidas, no quiero que se llegue a niveles de violencia social y económica de otros países.