Especial coronavirus

“Propongo que durante 90 días no haya despidos en las empresas”

- 10 de abril de 2020 - 00:00
Guillermo Lasso. Empresario, excandidato presidencial por CREO
Foto: César Muñoz / El Telégrafo

El expresidente del directorio del Banco de Guayaquil donó 5 millones de dólares y creó el fideicomiso #SalvarVidasEc, que ha conseguido otros 4 millones de dólares de 100 donantes.

El excandidato a la Presidencia por el movimiento CREO se sumó a los empresarios que han donado recursos y equipos para la emergencia sanitaria y creó el fideicomiso #SalvarVidasEc.

Guillermo Lasso, exgobernador de Guayas y expresidente del directorio del Banco de Guayaquil, habló por teléfono con este Diario.

¿Qué piensa sobre la unidad y solidaridad en medio de la pandemia?
Cuando una familia, ciudad o país están en crisis es obligatorio, desde el punto de vida moral y ético, llamar a la unidad y a la solidaridad. En esta crisis tan grave, que no solo es de Ecuador sino de todo el mundo, solo podremos salir adelante juntos si nos ayudamos los unos a los otros. Por eso es importante la iniciativa que hemos lanzado del fideicomiso #SalvarVidasEC. Su objetivo es adquirir equipos e insumos médicos para proveer al sistema de salud y de esa manera salvar vidas.

¿Qué ha logrado hasta hoy con “Salvar Vidas”?
Una donación del Banco de Guayaquil por 5 millones de dólares y, adicionalmente, otros 4 millones de dólares provenientes de unos 100 donantes. De los 9 millones de dólares que tenemos en donaciones, la mitad, 4 millones y medio, se han destinado a adquirir equipos. También hemos dado contribuciones a la activista Karla Morales y a la Fundación María Gracia para adquirir tubos de oxígeno y alimentos para las familias.

También firmaron dos convenios con universidades.
Sí, uno con la Escuela Politécnica del Litoral, que desarrolla de manera experimental respiradores mecánicos. Hemos adquirido 100 y cuando comprueben que funcionan compraremos 1.000. El segundo convenio es con la Cruz Roja de Ecuador y el apoyo de estudiantes de Medicina de la UDLA en Quito.

A ellos les entregamos un apoyo económico para definir el proceso del tratamiento con plasma. Es decir, extraer sangre de los sobrevivientes del coronavirus para separar las plaquetas buenas y luego proporcionarlas a los pacientes enfermos.

#Salvar VidasEc resolvió adquirir 5.000 cajas de pastillas de plaquinol para entregarlas gratuitamente en las farmacias de clínicas y hospitales para los pacientes de covid-19, pero con previa prescripción del médico tratante. Hacemos un llamado a la sociedad civil para donar recursos a #SalvarVidasEc para continuar entregando equipos al Ministerio de Salud.

A esta institución ya le hemos dado 27 respiradores mecánicos, de los cuales 12 fueron a Monte Sinaí y la diferencia al Hospital del Guasmo Sur. Hemos adquirido 5.000 respiradores descartables, de los cuales 200 llegan del exterior y los restantes en lotes de 500 por semana durante abril.

Usted propone cinco medidas para enfrentar la crisis. ¿Cuáles son?
La primera medida: que el Gobierno adquiera más pruebas de coronavirus. Las recomendaciones internacionales determinan que se hagan 5 mil pruebas al día. En este país se han hecho apenas 12 mil en 30 días. Es decir, 400 pruebas; esos datos en 12 mil pruebas nos dan 4 mil contaminados; el 30% de contaminación y el 3% de mortalidad.

Pero si extrapolo y si se hubiesen hecho 150 mil pruebas en un mes, habría muchísimos más contaminados y muertos. Eso no es oficial, están extrapoladas las cifras de las pocas pruebas que se han hecho. Mi primera recomendación es hacer más pruebas de coronavirus para dimensionar el problema.

¿Cuáles son las otras medidas que propone?
Ampliar la cobertura del Bono de Desarrollo Humano. Tenemos 4,5 millones de ecuatorianos que viven en la informalidad, desempleo y subempleo. Esto último afecta más a las mujeres, jóvenes, abandonadas por sus esposos, a cargo de sus hijos, que viven con un dólar al día.

Ahora, en estas circunstancias, no pueden conseguir ese dólar. Hay que llegar a ellas para que alimenten a sus familias. Mi tercera medida es apoyar con un bono especial a los médicos, enfermeros, como un estímulo para que no deserten del campo de batalla. Las otras medidas son para el desempleo y subempleo.

¿Cómo ha visto a Guayaquil en medio de la crisis del coronavirus?
Es una ciudad que ha avanzado en muchos campos, pero se quedó en el tema de la salud y eso se evidencia en esta crisis. Hay que ponerse manos a la obra; el Municipio equipa a la antigua Maternidad con 300 camas, #SalvarVidasEC le donará 200 camas. La ciudad tiene que repensarse, el modelo exitoso debe incluir la salud como prioridad número uno.

El modelo fue exitoso en llenar de cemento a la ciudad y hay que agradecerlo, tiene nuevos parques, pasos a desnivel, el Malecón 2000, el aeropuerto, el Terminal, son muy buenos y no hay que quitarles valor. Pero la obra debe ser completada en el campo de la salud y de la educación.

Usted dice que el sector empresarial debe actuar con sentido social para que no se pierdan empleos.
Creo que las empresas grandes tienen la obligación moral de mantener a sus empleados y no despedirlos. Propongo que durante los próximos 90 días no haya despidos de personal en las empresas. El empleo es escaso en Ecuador y perder más puestos de trabajo profundizará la crisis social y económica.

¿Pero el sector empresarial está interesado en mantener a sus empleados o no?
Hagamos una segmentación de ese sector: la gran empresa va a mantener a sus empleados. El sector de la mediana empresa tiene problemas porque depende de su flujo diario. Las pequeñas y microempresas tienen problemas porque un restaurante que deja de operar pierde sus ingresos al día y no puede pagar a los empleados, a los saloneros, a los cocineros.

Les envío un mensaje: mantengan la calma, no se angustien, no piensen que es el final de sus negocios. A partir de mayo podemos prender la máquina de la economía. Los bancos tendrán que dar créditos a la pequeña empresa y microempresarios para que vuelvan a reactivar sus negocios y solucionar el problema de las deudas en los mejores términos posibles y a largo plazo.

En el plano político este país está dividido. ¿Usted cree que por la tragedia hay la posibilidad de unidad en los sectores políticos?
Es una obligación ética, moral e histórica de todos los políticos de este país. Si el Gobierno nos convoca a una misma mesa y hace renunciamientos de carácter político todos los políticos haremos lo mismo.

Y yo no tengo empacho en decir que estaremos listos para apoyar un acuerdo mínimo nacional que nazca del consenso. Este es un compromiso cívico con los ciudadanos; aquí nadie puede decir yo no quiero porque le da la espalda a la patria que hoy está enferma y requiere el concurso de todos los ecuatorianos.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, habló de suspender las elecciones. ¿Qué piensa sobre esa idea?
La Constitución determina la fecha de las elecciones, por lo tanto no se puede cambiar, a menos que se quiera violar la Carta Política de Ecuador. Creo que este Gobierno desea la llegada del 24 de mayo para entregar el poder a otro. Ese otro tiene que trabajar, llamar a la unidad y tomar medidas para superar la crisis económica del país.

¿Qué opinión tiene sobre la sentencia de ocho años contra Rafael C. por corrupción?
A una persona que se dedicó a desprestigiar a muchos de nosotros con campañas perversas que utilizaban los Medios Públicos, incluido Diario EL TELÉGRAFO, le llegó la justicia.

Él tendrá que vivir con este fallo que lo inhabilita políticamente y lo castiga. Es una forma de resarcir el honor de todas las personas a las que ofendieron, como a mí con ese intento de asesinato en el que me hacían responsable de un feriado bancario en el cual nunca tuve nada que ver.

Por eso no lograron iniciar ningún juicio en mi contra. Mientras yo puedo caminar libremente por Ecuador y con la frente en alto, a él le llegó el castigo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP