Ecuatorianos, a votar en medio de la confusión y gama de candidatos

- 24 de marzo de 2019 - 00:00
Natalia Sierra, catedrática Universidad Católica-Socióloga
Foto: Cortesía

Hemos tenido una especie de mercado de candidatos que casi se responden a sí mismos, sin proyecto político. No va a ser una elección que muestre una representatividad.

Veo la exacerbación de un proceso de deterioro del sistema político electoral, de la democracia representativa.
La inmensidad de candidaturas realmente no responde, en la mayoría, a lo que son proyectos políticos que representen los distintos intereses de la sociedad.

No puede haber 80.000 candidatos que no estén inscritos justamente por la cantidad de propuestas políticas. Eso debería recoger el sistema democrático a través de estructuras políticas medianamente sólidas que hayan tenido procesos, configuración, lo que se llama base, partidos y movimientos, pero eso no hay.

Un movimiento político se forma en torno a un horizonte ideológico claro, y si no hay horizonte ideológico, no hay proyecto político.

Ahora están con el discurso de que ya no son importantes las ideologías, y eso es una falacia, porque las ideologías son horizontes en el sentido de que guían el destino común, obviamente dependiendo de intereses diferentes, porque la sociedad no es homogénea.

Lo que hemos tenido es una especie de mercado de candidatos que casi se responden a sí mismos, porque no hay proyectos políticos.
Por otro lado está la forma en que ha funcionado, no solo por la cantidad inmensa de candidatos, sino que la sociedad no puede discernir lo que le están proponiendo. Ha sido un candidato tras otro en los medios, que se suceden entre sí de manera tan virulenta, por lo que no es posible escuchar, pensar y discernir para poder elegir.

Realmente esta elección no va a mostrar una representatividad. Al final será por los que más se conoce, por los políticos viejos, por estrellas de televisión o del discurso impactante a nivel de publicidad electoral.

Hay un desinterés en la sociedad que tiene que ver con todo este deterioro del sistema electoral, y una confusión que no es porque la gente es ignorante, sino porque la propia forma de operar los confunde.

Creo que la propia institución del Consejo Nacional Electoral (CNE) está con mucha confusión, la normativa es confusa, al igual que los cambios y transformación que se ha dado en este último período. A ello se suman las disputas internas.
Además, se viene arrastrando una época anterior que se manipuló también a beneficio de inventario la estructura electoral.
Esa contabilidad del voto nulo también es una cosa de locos. ¿Cómo van a hacer los señores de las juntas electorales la contabilización de los votos nulos si no está claro eso? (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: