Dávila: “La bicameralidad no afecta el derecho de participación”

- 03 de agosto de 2019 - 00:00
Pablo Dávila. Coordinador del Comité de Institucionalización Democrática
Foto: Mario Egas / El Telégrafo

El sistema reformaría la estructura del Legislativo, contituiría dos cámaras con funciones distintas.

¿Cuál es su opinión sobre las observaciones hechas por la Corte Constitucional?  
Somos muy respetuosos de los magistrados. Hasta el momento no tenemos una notificación oficial y no conocemos de alguna observación. No podría pronunciarme.  

¿Cree usted que la selección de dignidades del sistema bicameral coarte el derecho de participación?
Consideramos que no existe una afectación al derecho de participación y de los políticos para ser elegidos. La Constitución establece el derecho de que la función pública debe ejercerse en función de méritos, y un principio aceptable internacionalmente es procurar tener a los mejores representantes en el servicio y administración pública.

¿Qué acción tomaría el Comité si la Corte Constitucional no aprueba la propuesta de la bicameralidad?
No podría anticiparme hasta saber la respuesta de la Corte; hay que recordar que el pronunciamiento no es sobre el fondo del contenido de la propuesta, sino sobre la vía pertinente para la reforma constitucional.

¿Cómo estarían conformadas las cámaras?
En la propuesta queremos reducir la Asamblea a 124 representantes. De ellos, 30 conformarían el senado y 68 representantes la cámara. Allí habría dos del exterior y los elegidos por cada 200 mil habitantes o fracción, que daría un total de 124.

¿Cuáles serían las funciones de cada cámara?
Estamos proponiendo que el senado tenga competencias más técnicas, que sea el responsable de decidir sobre los concursos de designación de autoridades, enjuiciamientos políticos, que apruebe los tratados internacionales y la formación de la ley.

¿Y cuáles serían las funciones de la cámara baja?
Tendría representación en la formación de la ley e integraría las comisiones, otorgaría amnistía e indultos, e iniciaría los juicios políticos.

¿Cómo sería el cronograma si la Corte se pronunciara a favor?
Tan pronto como la Corte nos dé su dictamen pediríamos al Consejo Nacional Electoral (CNE) los formularios. Si se aprueba que es una reforma parcial recogeríamos el 1% de las firmas del padrón electoral (150 mil firmas, a su juicio) y las presentaríamos a la Asamblea.

¿Cuál es el plazo que tiene la Asamblea?
Tiene que hacerlo en dos debates mediando 90 días entre ellos. Se prevé que a mediados de 2020 se realice un referéndum. Consideramos que nuestra propuesta es integral. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: