Analistas prevén una Asamblea 2021 sin mayorías

- 18 de septiembre de 2020 - 20:00
Archivo/El Telégrafo

El 7 de febrero de 2021 los ecuatorianos acudirán a las urnas para votar por cinco dignidades de elección popular. Entre los cargos públicos a elegir están los candidatos para la Asamblea Nacional.

El panorama está inmerso en el bajo grado de confianza y aceptación que posee el actual Legislativo, que según las encuestas ronda por el 3%. Estas cifras hacen que sea una prueba para los postulantes la misión de recomponer la imagen parlamentaria, tras un cuerpo legislativo señalado por actos de corrupción e irregularidades.

Un total de 20 organizaciones políticas presentarán a escala nacional sus candidatos a la Asamblea Nacional. Entre los nombres que lideran los principales partidos políticos están Henry Kronfle (PSC), César Litardo (Alianza PAIS), César Monge (CREO) o Pierina Correa (Centro Democrático).

En la papeleta también estarán registrados políticos de larga trayectoria en el país, como es el caso del exdiputado, alcalde de Machala y prefecto de El Oro, Carlos Falquez; el exalcalde de Loja, Bolívar Castillo; la exconcejala y asambleísta, Wilma Andrade; o el expresidente Abdalá Bucaram. Todos ellos tienen más de 20 años en la función pública.

“Los políticos de larga data quieren guardar un espacio de poder local y mantener un posicionamiento estratégico frente a quien gane la Presidencia”, menciona el académico Esteban Nicholls. Además, desde su perspectiva, en las elecciones de 2021 se presenciará una dispersión del voto.

Analistas políticos como Nicholls o Santiago Basabe prevén que no existirá una bancada con mayoría dentro del Legislativo. Partidos y movimientos hegemónicos, y de fuerte respaldo popular en los últimos años, obtendrían un número consistente de asambleístas, pero que posiblemente no supere el 15% de los 137 asambleístas. “Seguramente serán 4 o 5 bancadas que puedan conformarse como agrupaciones y luego una cantidad de movimientos muy minoritarios”, dice Basabe.

“Yo creo que quienes representan el pasado, cualquier que sea (partidocracia, correísmo o la Asamblea actual), no van a reivindicar al Legislativo”, opina el coordinador del Observatorio Ciudadano Electoral, Fausto Camacho.

Un problema detectado por Efrén Guerrero, docente de la facultad de Derecho de la Universidad Católica, es que en estos comicios hay una falta de candidatos reales. “Tenemos una variopinta mezcla de personajes de farándula, viejos cuadros de la política nacional y jóvenes relegados en segundas o terceras líneas”, señala.

En su opinión, las organizaciones políticas no han escogido cuadros que estén aptos para legislar y fiscalizar en un momento como el que atraviesa actualmente el Ecuador. “Lo más fracasado de nuestra clase política es la Asamblea Nacional. Eso nos genera tensiones muy graves”, apunta.

Fernando Balda a la Asamblea

El activista político Fernando Balda había anunciado su intención de candidatizarse como asambleísta nacional por el movimiento Libertad es Pueblo. Sin embargo, si el Consejo Nacional Electoral permite la inscripción de Esteban Quirola como candidato presidencial por esa agrupación, pese a que la interna de la organización política le retiró el respaldo, Balda declinaría su presencia en la papeleta.

El exlegislador alterno ha sido noticia en los últimos años por el secuestro del que fue víctima en Bogotá por parte de un equipo de inteligencia del gobierno del expresidente Rafael Correa. Balda ha sido su principal denunciante. Para algunos votantes, su único mérito en la política nacional es haber iniciado el proceso penal contra el exmandatario, sentenciado a ocho años de prisión por el caso de corrupción Sobornos 2012 - 2016.

“Balda estuvo dos semanas como candidato presidencial. ‘Si aspiro a la Presidencia  pero no me salen las cosas, mejor me voy a la asamblea’. No tiene sentido”, comenta Guerrero. El académico universitario cuestiona que la Asamblea se ha llenado de políticos profesionales y no de cuadros técnicos.

No lo veo con posibilidades de ser electo ni con un eventual buen desempeño dentro de  la Legislatura”, considera Basabe. Sin embargo, el analista también cree que hay buenos candidatos, como Pamela Troya, por representar a un grupo minoritario de la sociedad; o Xavier Zavala Egas, a quien considera un destacado jurista. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP