Albergues se habilitan para recibir refugiados

- 01 de abril de 2020 - 00:00
Personas que solicitan asilo se encuentran entre los grupos vulnerables por los contagios del coronavirus
Foto: Archivo / El Telégrafo

A pesar de la crisis sanitaria por el coronavirus que motivó el cierre de las fronteras, el Ecuador sigue atendiendo a las personas que han solicitado refugio y que provienen especialmente de Venezuela y Colombia.

Hasta el momento hay 9 personas que tienen el estatus de refugiado o tramitan asilo y han dado positivo en la prueba de covid-19, informó la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Según datos de la Cancillería, de enero de 2018 a marzo de 2020 pidieron refugio 11.679 personas, de ellas 7.130 llegaron de Venezuela y de Colombia, 4.272.

La política migratoria del país tiene un enfoque de derechos humanos, en concordancia con la Constitución que contempla principios vanguardistas, como la libre movilidad de las personas. Por ello la obligatoriedad de la protección internacional luego de realizada la calificación correspondiente.

Ecuador es la nación de América Latina con el mayor número de refugiados reconocidos: 69.315 personas de más de 70 países desde 2006. Los ciudadanos colombianos son el principal colectivo que ha recibido el estatuto de protección internacional en condición de refugiados. Pero estos movimientos humanos que se efectúan por diversas causas no han parado por el problema de la pandemia.

Desde el 16 de marzo de 2020, la Acnur habilitó 16 líneas telefónicas para atender a estos grupos humanos con el objetivo de preservar la salud de los voluntarios y las personas refugiadas.

Las líneas permiten guiar a la gente a los servicios básicos y contestar sus dudas sobre procesos de regularización y solicitud, así como saber sus necesidades para establecer mecanismos de apoyo y también evaluar problemas de protección a los cuales se están enfrentando durante la actual emergencia.

María Clara Martín, representante del Acnur en Ecuador, explicó que están en contacto frecuente con autoridades locales y albergues aliados para seguir los lineamientos y directrices del COE nacional.

Desde que inició la emergencia, la entidad internacional realizó un levantamiento de información sobre albergues y las necesidades de estos que acogen no solo a refugiados y migrantes, sino también a ecuatorianos.

Martin dijo que realizaron donaciones de productos de limpieza, cobijas, sábanas, almohadas y kits de higiene para usuarios de más de 12 albergues temporales y especializados, ubicados tanto en zonas fronterizas como en diversas ciudades del país. También crearon el número de WhatsApp +593 99 441 3446, que brinda información sobre temas de prevención, acceso a salud, derechos, violencia intrafamiliar, alertas de estafa, entre otros temas.

Hasta el momento tienen a más de 2.000 personas inscritas y han enviado 35.000 mensajes. De ellos, más del 90% fueron leídos. Asimismo, continúan activos los programas de asistencia monetaria y alimenticia que habitualmente reciben las familias más vulnerables, con fondos de cooperación internacional a través de las distintas agencias de la ONU y sus socios.

Al momento, el acceso a servicios de las personas es limitado “puesto que el sistema de salud pública está enfocado únicamente en la emergencia”, señaló Natalia Encalada, docente de la Escuela de Relaciones Internacionales de la UIDE. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP