Acuerdo busca empleo para 5 millones de ecuatorianos

- 07 de junio de 2019 - 00:00
La industria textil considera que la flexibilización laboral permitirá aumentar sus niveles de productividad y contratar más mano de obra que ahora trabaja con contratos informales.
Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

Los primeros planteamientos sobre el tema de competitividad y empleo se conocerán a partir del 21 de junio, al igual que el resto del Gran Acuerdo Nacional. El Gobierno sostiene que las reformas laborales apuntan a la creación de plazas formales de trabajo y al impulso al sector privado. En temas de innovación se plantea la participación de la academia. La economía popular y solidaria también es uno de los ejes importantes de los diálogos.

Cuando el presidente de la República, Lenín Moreno, asumió su mandato, prometió que las nuevas políticas públicas apuntarían a que el sector privado sea el principal dinamizador de la economía.

El eje de Competitividad, Empleo e Innovación del Gran Acuerdo Nacional busca generar las condiciones y los consensos necesarios para que ese objetivo se cumpla.

Cuando el vicepresidente Otto Sonnenholzner presentó este eje, manifestó que “hay que demostrar que todos los sectores nos podemos poner de acuerdo para que el país salga adelante”.

Este eje lo lidera el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca junto a las carteras de Economía y Finanzas, Trabajo, Turismo, Agricultura y Ganadería, Telecomunicaciones, Senescyt y Transporte y Obras Públicas.

El tema tiene nueve metas concretas. La primera es tener una Política Productiva de Estado que permita un trabajo a largo plazo de los emprendedores y empresarios de todos los tamaños.

En segundo lugar, se busca que la calidad de los productos que se fabrican en el país aumente para ganar presencia en los mercados internacionales. Le siguen políticas e incentivos para impulsar el comercio justo, la economía popular y solidaria y el emprendimiento.

Sobre el quinto punto, el Vicepresidente señaló: “estamos empeñados en promover el desarrollo y la articulación de redes de investigación”.

El sexto y el séptimo objetivo se enfocan en la transferencia tecnológica y en la capacitación del talento humano.   
Sonnenholzner acotó también que se fortalecerá el rol de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en la sociedad y en los sectores productivos.

El Segundo Mandatario también afirmó: “no descansaremos hasta lograr la dinamización laboral (...)”.  Agregó que se velará por los derechos de casi tres millones de ecuatorianos que trabajan formalmente, pero que se generarán alternativas para insertar a 5 millones de personas que están desempleadas o subempleadas.

Los primeros resultados

Desde el inicio de la actual administración se han abierto diversos canales de diálogo con los diferentes sectores productivos.
Estos se han plasmado en normativas e incluso dos cuerpos legales, como la Ley de Reactivación Económica y la del Fomento Productivo.

Esta semana también se concretó un acuerdo ministerial importante que exonera al 100% los aranceles para la importación de vehículos eléctricos.

El Vicepresidente recordó otros avances relevantes como la automatización de procesos tributarios y aduaneros; la reducción a menos del 5% en las tasas de interés para viviendas de interés social; y la disminución del 23% en los costos de 23 servicios financieros.

También se espera que se hagan efectivas inversiones por $ 740 millones que empresas nacionales y extranjeras firmaron con el Gobierno el pasado 8 de mayo.

Los incentivos están, pero “necesitamos que los recursos vengan”, manifestó Verónica Artola, gerente del Banco Central del Ecuador en una entrevista reciente con este diario.

El Ministerio de Comercio Exterior e Inversiones informó que los primeros acuerdos en los ejes temáticos del Gran Acuerdo Nacional se concretarán hasta el próximo 21 de junio. Estos serán presentados por las vocerías de cada rama. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: