Posso: “Correa utilizó el asilo de Assange”

- 13 de abril de 2019 - 00:00
Abelardo Posso. Embajador.
Foto: El Telégrafo

“El expresidente Rafael Correa utilizó el asilo político de Julian Assange para beneficio propio. Había incoherencia: por un lado, perseguía a los periodistas y medios locales, pero ofreció refugio a un hacker para convertirse en defensor a raja tabla de la libertad de expresión y de un pirata informático internacional.

El asilo diplomático es una institución latinoamericana, ni siquiera Estados Unidos ni Canadá aceptaron esa figura. Esta fue creada para proteger a las personas acusadas de delitos cuando son perseguidos políticos por un gobierno. Pero exageraron las cosas y pidieron a Gran Bretaña que aceptara ese asilo. Londres aceptó mantener al ciberactivista en la casa de la embajada, pero advirtió que si salía lo tomarían preso porque debía cumplir con sus obligaciones.

El mundo rechazó la concesión de ese asilo diplomático por los antecedentes de Assange. Además, fue criticado que la excanciller, María Fernanda Espinosa, le confiriera la nacionalidad ecuatoriana al fundador de WikiLeaks. Eso fue infantil porque los ingleses no podían aceptar esa situación. La actitud del señor Assange es muy especial y parece que provocaba de manera permanente.

Maltrató a los guardias, usaba patineta en el corredor de la embajada y tenía un gato al que nosotros pagábamos su alimentación y consultas al veterinario. Esa actitud ya era como para no otorgarle nunca el asilo. Y fue uno de sus errores: Assange cambió la prisión en Estocolmo por su estadía de siete años en la embajada ecuatoriana en Londres.

Seguía manteniendo contactos de su antiguo oficio que era y es filtrar informaciones reservadas y justificar ese hecho con la libertad de expresión. Otro error que cometió el hacker fue meterse con el Gobierno y causarle problemas. Eso desencadenó la serie de acciones gubernamentales para terminar con su asilo.

Además, creo que Assange nunca estuvo dispuesto a respetar el Protocolo de Convivencia con Ecuador. Vivió encerrado y tiene que pagar las deudas pendientes con Gran Bretaña en materia jurídica y afrontar la violación de la libertad condicional que le pusieron.

Después de eso estará sujeto a las reclamaciones de otros países, entonces Gran Bretaña decidirá si acepta o no la extradición a Estados Unidos. Allí también tendrá que cumplir con una condena que puede ser de cinco años. No está contemplada la pena de muerte ni la prisión perpetua, como dijo Assange”, manifestó Abelardo Posso en una entrevista con Pública FM. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: