Un fondo de ahorro para aliviar gastos escolares

- 13 de abril de 2019 - 00:00
En el Mercado de las Cuatro Manzanas las ventas aún están bajas, los comerciantes esperan que se dinamicen los negocios a partir del 15 de abril.
Foto: César Muñoz / El Telégrafo

Las tarjetas de crédito pueden ayudar, pero se debe contemplar los pagos totales. Comprar por anticipado o reutilizar útiles mejora la salud financiera.

Jenny Alonso, del Guasmo de Guayaquil, llegó a las calles Sucre y 6 de Marzo en busca de uniformes y calzado para su hija que cursa el cuarto grado, asegura que en este lugar encuentra precios más económicos.

Compró un par de zapatos en $ 20, un uniforme que incluye blusa y falda en $ 14 y un equipo de gimnasia en $ 12. “Son las primeras compras, aún la lista es larga”, indicó un poco preocupada, pues no sabe si el presupuesto alcance.

El jefe de Banca Personas de Banco ProCredit, Francisco Nazati, recomienda en el inicio de clases crear un presupuesto para ver cuánto se va a gastar en uniformes, útiles escolares y matrícula.

Basado en ese presupuesto se puede empezar un fondo de ahorro, para evitar tener apuros el próximo año 2020. La economía ha estado bastante estable en cuanto a precios. “Lo que gasto hoy, probablemente será similar en 2020”. Se puede establecer un ahorro de $ 30 o $ 50 mensuales para cubrir este gasto.

Sobre las ofertas, explica que, si bien se lleva más producto, al final, en el global, se termina pagando más. “Si se aprovecha la promoción es necesario dejar guardado material para el siguiente año”.

El uso de la tarjeta de crédito es bueno, siempre y cuando se esté consciente de lo que va a ocurrir en los próximos meses. “Puede representar una ayuda por ahora, pero si no se contemplan sus pagos, la economía familiar podría verse afectada, debido al ajuste”.

Sobre el pago mínimo de las tarjetas de crédito, explica que eso es el resultado del valor que no está diferido, dividido para doce meses, y sobre eso se cargan intereses. “Pagar el mínimo es muchas veces engrosar una bola de nieve y llevar un sobreendeudamiento”.

Lo recomendable es pagar lo que se utilizó o más del mínimo. También se recomienda diferir los pagos, para no pagar el mínimo. En cuanto a seguridad, es necesario hacer uso de las tarjetas de débito para evitar el manejo de efectivo.

Otro factor importante -según Nazati- es comparar los precios antes de realizar una compra, o a su vez se puede optar por comprar con anticipación, para evitar tener egresos fuertes en este mes. “Si las compras se hacen anticipadamente, eso ayudaría a tener salud financiera dentro de la familia”.

Antes de comprar se debe revisar los útiles escolares del año lectivo anterior, ya que pueden ser reutilizados. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: