Décimo cuarto sueldo: Evite los gastos hormiga o de bolsillo

- 06 de marzo de 2020 - 16:30
Expertos recomiendan acumular el décimo cuarto sueldo y, una vez que lo reciba, evitar gastos innecesarios (hormiga) que mermarán ese monto de manera rápida.

El décimo cuarto sueldo, llamado también bono escolar, se otorga a propósito del ingreso a clases en la región Costa y Galápagos hasta el 15 de marzo. Esta remuneración es un beneficio para todos los trabajadores en relación dependencia, sean pensionistas del Seguro de Fuerzas Armadas o del Instituto de Seguridad Social.

El bono escolar constituye un valor de una remuneración básica unificada ($400), que puede recibir el beneficiario de forma acumulada o mensualizada, según lo decida.

¿Cómo usar adecuadamente este ingreso? 

Karina Díaz, experta en Educación Financiera de Fundación CRISFE, recomienda elaborar un presupuesto específico para el ingreso a clases, considerando costos de uniformes, matrículas, útiles escolares, chequeos médicos y un rubro de imprevistos.

La experta manifiesta que el décimo puede ser acumulado en una cuenta de ahorros programada, a fin de generar intereses y pueda ser destinado para el propósito que fue creado: educación. 

Explica que el monto también puede invertirse para el cumplimiento de metas financieras o en actividades que permitan incrementar o diversificar ingresos. "Utilizarlo para 'gastos hormiga' o de bolsillo no es una buena práctica y perjudica las finanzas familiares", subraya la experta.

Entiéndase como "gastos hormiga" a las pequeñas cantidades de dinero que se consumen innecesariamente y que hacen un hueco en tu presupuesto, tales como: comer fuera; compras impulsivas; servicios innecesarios; antojos; salidas de noche.

En caso de no estudiar y no contar con hijos que asistan a centros de cuidado infantil o de educación formal, una alternativa es utilizar este rubro para capacitación, mejora y diversificación de competencias; reducción de deudas; e invertir y diversificar ingresos. 

 En el caso de no tener deudas, una opción es guardar por lo menos el 80% del bono recibido y así iniciar un fondo de ahorro para emergencias. Otra excelente idea es utilizarlo en la prevención de enfermedades, a través de un chequeo médico anual. 

Pero si mensualiza el décimo, los expertos recomiendan que lo acumule. Para ello, debe comunicarlo a su empleador a través de una solicitud que se hace en el sitio web del IESS (Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social).

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP