Ecuador tuvo a siete parejas de hermanos en los Panamericanos

- 12 de agosto de 2019 - 00:00

Ecuador tuvo a siete parejas de hermanos compitiendo juntos en los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Pese a finalizar con resultados distintos en el plano deportivo, el hecho de compartir esta experiencia en familia ya fue una medalla para ellos.

Las hermanas más conocidas de la delegación fueron las pesistas Neisi Dajomes y Angie Palacios. La primera obtuvo la presea de oro en los 76kg de halterofilia, mientras que Palacios obtuvo el bronce en la categoría de 64kg.

Ambas se mostraron muy unidas en Lima. Se sentaban juntas en el Coliseo Mariscal Cáceres de la Escuela Superior del Ejército, en el distrito de Chorrillos, mientras presenciaban las competencias de sus compañeros.

Palacios, con 18 años, tuvo en Dajomes una guía dentro de la competencia.

En el levantamiento de pesas también actuaron los hermanos Jorge David y Dixon Arroyo. Ambos subieron a la plataforma de la categoría 169 kg. Mientras Jorge David peleó por el oro, Dixon quedó en último lugar.

La noche de Dixon fue mala. En los tres intentos de arranque falló al probar con 155 kg. Jorge David alzó 190 kg para batir su récord panamericano. En la modalidad de envión quedó a cinco kilos del oro, pero le alcanzó para el bronce.

“Tristes porque él también se viene preparando muy bien, sacrificó mucho”, dijo Jorge David a Medios Públicos. El medallista le envió un mensaje de ánimo a su hermano: “Tiene que seguir entrenando duro”.

Compartir concentración y convivir en un evento así ha sido importante para la relación de las hermanas Muñoz: María Paz y María José.

Estas cuencanas compitieron en ráquetbol, individualmente y como equipo. Las dos son bastante diferentes, pero aprovecharon esta oportunidad para unirse más.

María José, de 21 años, es nueva en unos Panamericanos. Aún no cree lo que está viviendo. Tiene la ventaja de convivir y compartir habitación con su hermana en la Villa Panamericana, además de aprender de su experiencia.

María Paz, de 27 años, es muy apasionada por el deporte; no le gusta perder. En estos días en Lima abstrajo de su hermana menor a ser “más calmada” en la derrota. A ser más cauta ante un mal resultado. Sus diferencias de edades y personalidad quedan en segundo plano dentro de la cancha. Allí son una misma y se entienden a la perfección.

María Paz tuvo una buena participación en individual femenino. Disputó cuartos de final y estuvo cerca de la medalla. María José ganó una partida en fase de grupos y perdió la clave para seguir en carrera. “Sé un poco más que ella e intento darle algunos consejos, pero también dejo que viva estas experiencias  porque es la única manera que uno aprende”, reflexionó la mayor de las Muñoz.

Para una madre, ver a sus hijos juntos es motivo de orgullo. Iliana Robles viajó desde Quito para acompañar a Guillermo y Andrés Torres Robles en el pentatlón moderno. “Muy orgullosa porque desempeñaron muy bien su función”, apuntó.

Guillermo peleó por los primeros lugares y estuvo cerca de clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio. En la disciplina de equitación tuvo problemas con su caballo, lo que lo hizo perder valiosos puntos. Por coincidencia, su hermano menor, Andrés, tuvo los mismos inconvenientes.

La madre de los pentatlonistas expresó su admiración por el esfuerzo de sus hijos para recuperarse, pese a la inesperada situación. Se mostró sorprendida por la mala suerte de cabalgar un animal complicado, pero se sentía conforme con la actitud de los hermanos Torres.

Guillermo sostuvo que estar en los Juegos con la compañía de Andrés fue una experiencia única. “Es un relevo que viene, espero pasarle mis conocimientos y, como es joven, sé que lo va a hacer mucho mejor”, declaró.

El resto de parejas que acudieron a Lima son Dyander y José Pacho, en salto de pértiga; Dominic e Israel Barona, surf; Lisette y Mayra Antes, lucha.

Dominic consiguió la medalla de plata en surf, en la primera ocasión que se incluyó esta disciplina en unos Juegos Panamericanos. El objetivo era el cupo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Mientras que Lisette Antes consiguió la sexta medalla de oro para el Ecuador en lucha. Esta fue su revancha, pues en Toronto 2015 se tuvo que conformar con la medalla de bronce. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: