48 niños juegan por un sueño

- 14 de diciembre de 2019 - 00:00
Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

El Máster Copa Ecuajunior 2019 reúne desde el viernes 13 de diciembre de 2019 en Guayaquil a jóvenes tenistas que anhelan llegar al profesionalismo. 57 niños fueron becados este año por la ITF gracias al programa Junior Tennis Initiative.

Áxel Santos madrugó más de lo habitual. Se despertó a las 04:00 para viajar en bus desde su natal Manta (Manabí) a Guayaquil junto con su papá Julio para disputar el Máster Copa Ecuajunior 2019, en el Club Nacional.

Durmió tres horas en el carro de pasajeros y desayunó en el taxi que tomó desde la Terminal Terrestre hasta la sede del torneo infantil. Está acostumbrado a este tipo de esfuerzos. A las 09:00 estuvo en cancha para disputar su primer partido de la jornada.  

Su motivación la mueve el deseo de convertirse en tenista profesional. Anhela ser mejor que el suizo Roger Federer, su ídolo.

Áxel tiene 12 años y es uno de los beneficiarios del programa de becas Junior Tennis Initiative (JTI) que promueve la Federación Internacional de Tenis (ITF). Esta iniciativa opera en más de 100 países y ayuda a establecer un programa de desarrollo a chicos  menores de edad.

Se enfoca principalmente en jóvenes tenistas que tienen talento y proyección para despuntar en este deporte, pero no cuentan con los recursos económicos suficientes para jugarlo a nivel competitivo.  

Este año 2019, según Johnny Saldivias, director del torneo, se han becado a 57 niños durante las 12 etapas que tuvo el certamen. Ellos provienen de Guayaquil, Samborondón, Manta, Portoviejo, Riobamba, Machala y Quito.

La intención de este programa no es popularizar el tenis, sino darle la posibilidad a los menores de llegar a la competencia de alto nivel.

Ese es justamente el sueño de Áxel y su familia. La beca lo exonera del pago de inscripción en todas las etapas del torneo, cuyo valor fluctúa entre los $45 y $55. Es decir que gracias a esta ayuda no pagó más de $600 solo por concepto de inscripciones.

Sus padres no hubieran podido pagar ese monto, debido a que con esfuerzo han asumido los gastos para la compra de implementos, alimentación y hospedaje.

Julio, su papá, es ingeniero en sistemas pero está desempleado hace cinco meses. La liquidación que recibió y el sueldo de su esposa son los únicos sustentos de la familia. De ahí destinan los recursos para que Áxel tenga, la ropa, los zapatos y las raquetas adecuadas.

“Nosotros hacemos un esfuerzo para que él no se aleje del tenis y consiga su sueño. Ese es nuestro deber como padres y lo vamos a seguir apoyando en su anhelo de llegar al profesionalismo”, sostuvo Julio Santos.

Este viernes 13 de dciembre ganó su primer partido del día por 6-1, 6-2 a Matías Hernández. Clasificó a la segunda ronda, por lo que tuvo que permanecer en Guayaquil un día más. Junto con su padre se vieron obligados a quedarse en un hotel.

Áxel empezó a jugar tenis a los cinco años en el barrio Cristo Rey, donde el Municipio de Manta construyó una cancha de cemento. Se mantiene activo en las escuelas de tenis de la municipalidad y esporádicamente recibe clases particulares. Esto está supeditado a la disponibilidad de dinero de sus padres.

Derek llegó desde Quevedo para buscar el título

Así como Áxel y Julio, Derek Zamora y su papá Manuel llegaron a Guayaquil desde Quevedo (Los Ríos) con la ilusión de ganar el torneo y acceder a la beca del Junior Tennis Initiative. Ese es uno de sus mayores deseos.

Por ahora todos los gastos que demanda su corta carrera en el tenis los costean sus padres. Pero para continuar jugando a nivel competitivo necesita la ayuda de la ITF.

Tiene 11 años y empezó a practicar tenis a los seis. Juega torneos infantiles desde los ocho y desde el 2018 disputa el Circuito Ecuajunior. Actualmente lidera el ranking de su categoría y es la siembra número uno del Máster Copa Ecuajunior 2019  
Entrena de lunes a jueves tres horas diarias en su natal Quevedo. Antes de dedicarse de lleno al deporte blanco probó suerte en el fútbol y la natación, pero ninguno lo cautivó tanto como el tenis.

La semana pasada se adjudicó el título provincial de tenis en la división 11 años y es uno de los favoritos para ganar el Ecuajunior 2019. Sus proyecciones para llegar al profesionalismo son altas. Es un jugador al que hay que tener en cuenta.  
“Queremos que llegue lejos en el tenis. Confiamos en sus capacidades física y mental”, enfatizó Manuel Zamora.

Ecuajunior, un espacio para el talento en formación

El Circuito Copa Ecuajunior es parte del JTI, un programa de la Federación Internacional de Tenis que se realiza a través con las Federaciones Nacionales de cada país.  

Este programa ayuda con becas a los chicos de escasos recursos económicos que tienen disciplina y deseos de superarse en la competencia.

Todos los jugadores con solo participar en cualquier etapa mejoran su rating UTR, con el cual podrán acceder a una beca universitaria en Estados Unidos.  

Para los ganadores del certamen, además de los puntos de su ranking recibirán el trofeo de Ecuajunior y artículos deportivos. Terminado el Máster se realizará un nuevo ranking y para el número 1 y 2 del escalafón final habrá becas de entrenamiento técnico y preparación física en Núñez Tennis Training en La Florida (EE.UU.).

“Estamos orgullosos de ayudar a que jóvenes se mantengan alejados de vicios y que luego de recibir su beca deportiva regresen a Ecuador con grandes conocimientos que ayudan a las empresas a generar trabajo y como consecuencia tener un mejor país”, indicó Jonhny Saldivias, director del torneo.

El Máster empezó este viernes 13 de diciembre de 2019 y finalizará el domingo 15 en el Club Nacional de Guayaquil. En el torneo participan 48 jugadores: los mejores 16 de cada categoría en las 12 etapas.

Paralelamente al torneo Ecuajunior, alrededor de 50 niños participarán este sábado 13 y domingo 14 de diciembre de 2018 en el Chiquitón, que es una competencia adaptada para niños pequeños con canchas y raquetas más pequeñas, redes más bajas y pelotas lentas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: