Carapaz fue recibido como héroe deportivo

- 11 de junio de 2019 - 00:00
Cientos de aficionados al ciclismo estuvieron presentes en la llegada a Quito del ganador del título en la edición 102 del Giro de Italia, el ecuatoriano Richard Carapaz, para brindarle sus gritos de apoyo y agradecerle por el esfuerzo y la alegría brindados en una de las pruebas más importantes del mundo.
Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

El campeón del Giro de Italia fue “abrazado” por cientos de personas a su arribo a Quito. En rueda de prensa dejó un mensaje de respeto al ciclista.

Una marea humana acompañó este lunes 10 de junio al campeón ecuatoriano del Giro de Italia, Richard Carapaz, entre el aeropuerto Mariscal Sucre y la capital de la República, en su retorno al país tras escribir una página histórica del deporte nacional.

En vehículos, a pie y, por supuesto, en bicicleta, cientos de personas vitoreaban el nombre del carchense de 26 años, que desde lo alto de un bus de dos pisos agradeció el cariño de la gente, que también portaba globos rosas, banderas del Carchi y de Ecuador.

Hubo gente que gritaba el tradicional “¡Sí se pudo!” o “¡Con el Carchi no se juega!”,  grito de guerra de la provincia que lo vio nacer. También se escuchó el canto que popularizó el relator de la cadena ESPN Mario Sabato: “Échale leña al fuego, Carapaz”, todo para expresar más de un sentimiento de felicidad y gratitud.

En el rostro de la “Locomotora” se pudo ver la emoción reflejada con cada saludo o sonrisa a los fanáticos, quienes además de observar al nuevo ídolo local apreciaron el Senza Fine, el trofeo que le entregan al campeón de la Corsa Rosa.

Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

El intenso frío, la lluvia e incluso, por momentos, la neblina, fueron soportados por Carapaz que, a cambio, se cobijó con las muestras de orgullo, pasión y cariño dados durante los cerca de 25 km de recorrido que separan al aeropuerto del edificio de Movistar Ecuador, donde brindó unas cortas declaraciones.

Ese tramo se tardó en recorrer cerca de dos horas, debido a la gran cantidad de personas que se apostaron alrededor de la autopista. “Fue algo muy bonito. Nunca imaginé tener tanta ovación. Ojalá perdure por mucho tiempo”, señaló Richard, quien recalcó que fue algo “que quedará en mi corazón”.

En las instalaciones de la compañía un gran grupo de periodistas lo esperó para conocer sus reacciones tras el triunfo en Italia y el recibimiento en Quito.

Pese a las aproximadamente 17 horas de vuelo Madrid-Quito y el cansancio del recorrido, Carapaz contestó cada una de las preguntas. “A mí me gusta el rosa, es el color que me enamoró”, comentó en referencia al título en el Giro y relató que más “le costó cargar el trofeo que la última contrarreloj” de la prueba italiana.

Para este martes 11 de junio está previsto que se reúna con el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, en el Palacio de Gobierno, a las 11:00, y luego con el alcalde de Quito, Jorge Yunda.

Mientras que este miércoles 12 de junio estará en la capital del Carchi, Tulcán, donde recibirá un emotivo homenaje de sus coterráneos y después se trasladará a su localidad natal, Playa Alta. (I)

El avión en donde arribó el ciclista ecuatoriano, llegó pasadas las 16:00.El avión en donde arribó el ciclista ecuatoriano, llegó pasadas las 16:00. Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: