Rally Dakar, la prueba de motor más exigente

- 04 de enero de 2019 - 00:00
En total 337 unidades tomarán la salida este lunes en Lima, entre ellas hay 138 motos, 96 coches, 41 camiones, 33 UTV y 29 quads (cuadrones).
Foto: Sebastián Guayasamín

El hecho de que la competición se celebre por primera vez en un solo país, Perú, no desalentó a los pilotos. Son el 1,7% más de los que tomaron la salida en 2018. La justa de 2019 tiene la mayor cuota femenina de toda la historia.

El rally Dakar tendrá su versión más corta en la edición de 2019, que comienza este próximo lunes en Perú, pero, aun así se mantiene como la prueba de motor más grande del mundo, como se comprueba con las cifras de número de participantes, vehículos y características.

En esta edición participarán 534 pilotos de 61 nacionalidades. El factor de que este Dakar se celebre por primera vez en un solo país, con apenas 10 etapas únicamente en Perú, no ha desalentado a los pilotos. Son el 1,7% más de los 525 corredores que tomaron la salida el año pasado. Solo el 3,2% (17) son mujeres, la mayor cuota femenina de toda la historia del rally.

La caravana del Dakar será una Torre de Babel donde se hablarán decenas de idiomas diferentes. En ella estarán representados casi un tercio de todos los países del mundo (61). Abundan los franceses, en cuyo país fue ideada esta carrera, pero también hay alta participación de españoles y holandeses. También habrá dos ecuatorianos: Sebastián Guayasamín en autos y Juan José Puga en motos.

337 son las unidades que tomarán la salida desde Lima, entre ellas hay 138 motos, 96 coches, 41 camiones, 33 UTV (Vehículos Utilitarios Todoterreno) y 29 quads (cuadrones).

Los participantes recorrerán 5.000 kilómetros en esta edición con salida y llegada en Lima, de los que casi 3.000 de ellos serán cronometrados, mientras que el resto serán tramos de enlace entre las distintas zonas de competición y los campamentos donde terminarán cada una de las etapas.

El “mar” de Duna Grande, con 1.693 metros sobre el nivel del mar y la formación arenosa más alta de Perú y la segunda del mundo, ubicada cerca de Nasca, serán los que los pilotos del Dakar deberán subir en las etapas que se desarrollarán entre las ciudades de Pisco y San Juan de Marcona.

El tiempo de las emisiones, que unos 70 canales de televisión con alcance en 190 países dedicarán al Dakar será de 1.200 horas durante todos los días de competición, con una audiencia potencial de al menos mil millones de televidentes.

La organización utilizará ocho helicópteros para llegar a cualquier punto del recorrido. Dos están para verificar el desarrollo de la prueba, tres para captar las espectaculares tomas aéreas para la televisión y otros tres son de asistencia médica para socorrer a pilotos accidentados y trasladar las motos averiadas.

Unas 70.000 comidas se repartirán entre desayunos, almuerzos y cenas durante los 10 días de competición en los distintos campamentos en los que se instalará la caravana del Dakar, en la que viajan unas 3.000 personas entre pilotos, copilotos, mecánicos, ingenieros, periodistas y personal de la organización.

Durante las etapas del rally más duro del mundo la cantidad de basura que se recoge bordea las 100 toneladas de residuos sólidos en los campamentos donde pernocta la caravana del Dakar y en las zonas de espectadores distribuidas a lo largo de todo el recorrido.

15.000 toneladas de dióxido de carbono. Es la huella ambiental que el Dakar genera cada año y cuyos organizadores buscan compensar con donaciones para proyectos de conservación de la Amazonía peruana en la región selvática de Madre de Dios, altamente afectada por la minería ilegal de oro en sus ríos y el Parque Nacional Cordillera Azul.

Ecuatorianos en el Dakar
Los corredores ecuatorianos Sebastián Guayasamín, en autos y Juan José Puga, en motos, representarán al país suramericano en el rally más grande del mundo.

Para Guayasamín será la quinta oportunidad que intervenga en la competición, incluso en 2017 se convirtió en el primer ecuatoriano que completó el recorrido, mientras que para Puga será el debut absoluto en una experiencia que exige mucho a los pilotos.

“Sebas”, como lo conocen sus amigos y los 20 integrantes del equipo con el que estará en la carrera, consideró que el terreno peruano exigirá más la resistencia que la velocidad.

“El piloto que  ganó el rally anterior tiene más de 60 años, entonces se premia mucho la estrategia, la resistencia del vehículo y la capacidad de aguantar más de 14 horas diarias en un auto”, reveló el tricolor.

En su primera aventura en el Dakar, Puga analizó cada uno de los detalles que enfrentará en tierras peruanas, como el calor y el intenso sol, que provocarían que la arena y las dunas estén muy blandas impidiendo el normal paso de las motos.

“Al estar en las motocicletas corremos muchos riesgos, incluso atentar contra nuestra propia vida. Voy seguro, pero rápido. Mi meta es que el Ecuador viva el Dakar a través de mi experiencia”, señaló Puga.

Ambos corredores y representantes del país de la Mitad del Mundo, junto con sus equipos, tratarán de culminar el rally más duro del planeta, que arrancará este lunes en la capital peruana, con 534 pilotos y finalizará 10 días después en la misma ciudad. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: