Juan Caicedo, un atleta que se vence a sí mismo

- 23 de mayo de 2018 - 00:00
Juan Caicedo está listo para competir; se siente motivado al tener la beca desarrollo del Plan de Alto Rendimiento.
Foto: Comité Olímpico Ecuatoriano

Formado y federado en Carchi, el lanzador de disco es el segundo mejor posicionado de la Consudatle. El sábado anterior batió el récord nacional de la disciplina.

“De tener posibilidades, claro que las tiene; aspiramos a que se ubique entre los tres primeros”, dice Homero Salazar, jefe técnico de la Federación Ecuatoriana de Atletismo (FEA), al refererise a Juan José Caicedo, uno de los 22 atletas “tricolores” que participarán en los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018.

Algo somnoliento, Juan José responde el llamado de diario EL TELÉGRAFO; reposaba tras cumplir su jornada de trabajo con el cubano Frank Casañas, medallista de plata en los Juegos Panamericanos de 2003, oro en la Copa Europa de Lanzamientos de 2009, bronce mundial júnior en 1996, entre otros méritos.

Casañas, quien reside en España y compite por ese país, le está dando un nuevo impulso a la carrera de Caicedo. “He logrado mejorar muchísimo mi formación y mi parte técnica; en el trabajo de fuerza hemos implementado algunos ejercicios que me han ayudado mucho”, reseña el ecuatoriano.

Tras batir el récord nacional de lanzamiento de disco el sábado último, durante el Mitin Internacional de Atletismo de Santa Cruz, en Tenerife, Caicedo se colocó segundo en el ranking de la Confederación Sudamericana de Atletismo (Consudatle); su marca, 58,09 metros, es solo superada por los 61,83 metros del colombiano Mauricio Ortega, favorito para llevarse el título en Cochabamba, Bolivia.

Con esos 58,09 metros, la “Amenaza” Caicedo no solo impuso una nueva marca local, sino que demostró ser un hombre que siempre busca vencerse a sí mismo, antes que a sus rivales. El récord anterior también era suyo: 57,99 metros, inscritos con la medalla de oro de los Juegos Bolivarianos Santa Marta 2017, el 22 de noviembre.

En Cochabamba intentará superar la barrera de los 60 metros y quebrar de nuevo su propia marca, pretendiendo con ello acceder al podio sudamericano.

El lunes anterior viajó desde Tenerife hasta Pontevedra, donde seguirá con sus ensayos hasta viajar a Bolivia: el desplazamiento lo tiene previsto para el 1 de junio y la competencia, para el 8.

Sobre él, Diego Arteaga, director técnico metodológico de la Federación Deportiva de Carchi, menciona que en esa provincia se formó como exponente, pero nació en San Lorenzo, Esmeraldas.

Se ha dedicado a lanzar el disco desde hace 13 años, pero no se inició en los impulsos, sino en el salto largo, modalidad en la que, reconoce, no le iba bien. Por este motivo pensó en retirarse, pero su mentor, Gonzalo Castillo, le recomendó probar otras disciplinas, hasta que se sintió a gusto con la bala y el disco.

“Es gracioso, yo comencé de la nada. Cierto día, que bajaba de mi trabajo en el campo (agricultura), el entrenador pasó, me vio peleando con unos primos y me preguntó si me agradaría ir a las prácticas. Allí arrancó todo”.

Juan José ha ido superándose con el atletismo; hace pocos meses terminó el bachillerato y su siguiente meta es obtener la licenciatura en entrenamiento deportivo.

Su máxima inspiración son dos mujeres: su madre, doña María Calderón (51 años); y su hija, Peiton Dalla (7 años); y su sueño más caro: sobresalir en unas olimpiadas.

Por andar discutiendo con medio mundo y por resultar cansón masajearle la espalda, en 2013 un masajista le puso de apodo la “Amenaza”. Precisamente eso quiere ser para sus adversarios en los Suramericanos en Bolivia. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: