Góngora y Perea fijan retorno al olimpismo

- 27 de octubre de 2019 - 00:00
Ítalo Perea, primer campeón de boxeo, y Carlos Góngora, defendió a la selección de Ecuador en los Juegos 2008.
Cortesía: COE

El Comité Olímpico Internacional aceptó que todo boxeador profesional pueda pelear en los JJ.OO. de 2020. Esto les abrió las puertas a ambos.

Después de que el Comité Olímpico Internacional (COI) admitió, en septiembre pasado, que los boxeadores profesionales participen en los próximo Juegos Olímpicos Tokio 2020, los comités y federaciones locales buscan convencer a sus púgiles para representen a los países en la cita mundial.

En el caso de Ecuador, los tricolores Ítalo Perea y Carlos Góngora planean volver al olimpismo, luego de dejar el amateurismo en 2013 y 2015, respectivamente. Ambos ya han representado al país en Juegos Olímpicos y esperan conformar el equipo que busque las plazas a Tokio 2020.

Ítalo, quien representó al país en Londres 2012 y es profesional desde 2013, reconoce que ha sido “un gran cambio” de competencia. “En la parte técnica hay que pelear 10-12 rounds, contra los tres rounds del nivel amateur. Hay que saber manejar los tiempos y ahora tenemos que volver a coger el nivel olímpico, que es más rápido, esperamos que la experiencia profesional nos sirva para ello”, agregó el esmeraldeño de 26 años.

El Comité Olímpico Ecuatoriano (COE), con su presidente Augusto Morán a la cabeza, impulsa la participación de los tricolores. “Esperemos que se nos dé la posibilidad, estamos buscando una medalla olímpica, ya tenemos la experiencia olímpica y la experiencia profesional, esperamos combinar ambas y sacar el mejor provecho en las competencias internacionales de preparación y cuando llegue la eliminatoria, clasificar”, comentó Perea.

El esmeraldeño, que en Guadalajara 2011 le dio al país la primera medalla de oro en unos Juegos Panamericanos, cuenta con un récord profesional de 18 peleas, repartidas en 11 victorias, de ellas siete por KO; dos empates y cinco derrotas en la división de los +91 kilogramos.

Góngora atraviesa un extraordinario momento deportivo, con 17 peleas ganadas y 13 knockouts, está entre los 14 mejores de mundo en la categoría mediano (hasta 160 libras) y busca seguir mejorando para pelear por el cinturón mundial.

Aunque está radicado en Boston, Estados Unidos, su amor por el país se mantiene intacto, después de haberlo representado en dos Juegos Olímpicos.

“Son sueños frustrados, ya estuve en Beijing 2008 y Londres 2012, llegué quinto y octavo olímpico y todavía me queda ese sabor de boca de poder obtener esa medalla. Ahora que he adquirido mucha más experiencia tanto en el boxeo amateur como profesional, estoy preparado, tengo las condiciones y sé que yendo a la eliminatoria voy a conseguir la medalla…”, afirmó Góngora, quien pretende competir en la división 75 kilogramos.

La decisión de los deportistas locales fue tomada por ellos mismos y ahora resta esperar que la entidad que rige el deporte olímpico en el país haga el trámite pertinente para que ambos estén en el preolímpico de boxeo, que se realizará en marzo del próximo año en Buenos Aires (Argentina).

De acuerdo con el COE, en la olimpiada de Río de Janeiro 2016 ya pelearon algunos boxeadores profesionales, pero para esa justa el reglamento limitaba solo a los púgiles que tenían más o menos 16 peleas.

Criterio de un subcampeón mundial

El boxeador ecuatoriano Julio Castillo, quien a finales de septiembre se colgó la medalla de plata en el Campeonato Mundial, desarrollado en Rusia, dio su criterio a EL TELÉGRAFO acerca de la vuelta de sus compatriotas.

“Me parece muy bueno porque son dos púgiles que pueden aportar mucho al boxeo ecuatoriano y contento con el retorno de ellos”, mencionó el vicecampeón mundial en la categoría de los 91 kilos.

Castillo, quien perdió el título ante el ruso Muslim Gadzhimagomedov, considera que sus colegas se quedaron con el sabor amargo de sus participaciones en Juegos Olímpicos y “saben que pueden darle una medalla al país. Esa creo que es su motivación”, sostuvo el púgil nacido hace 30 años en el municipio de Orellana.

Castillo, que pertenece a la categoría Élite del Plan de Alto Rendimiento, que impulsa el Estado ecuatoriano a través de la Secretaría del Deporte; del cual recibe un incentivo económico y todas las ayudas para entrenamientos y participaciones, hizo un llamado a las empresas privadas para que apoyen su carrera, que tiene como único objetivo entregar al país una nueva medalla olímpica en suelo japonés.

Castillo, Góngora y Perea participarán desde este domingo 27 de octubre de 2019 en un concentrado en Esmeraldas. (I) 

-----------------------------------

Castillo allanó el camino a Tokio 2020

→Desde los Juegos Panamericanos Lima 2019, el boxeador ecuatoriano Julio Castillo fue elevando el nivel, así lo consideró el subsecretario del Plan de Alto Rendimiento que maneja la Secretaría del Deporte, el colombiano Eduardo González.

En la capital peruana, el oriundo de la ciudad de Orellana (Amazonía) logró la presea de plata, con la que fue abriendo el camino para los Juegos Olímpicos Tokio 2020, palmarés que afianzo en el Campeonato Mundial de Rusia, donde conquistó el subcampeonato.

“Julio está teniendo hoy una muy buena performance y también hay que destacar a los otros boxeadores como Jean Caicedo”, sostuvo el funcionario de esta cartera de Estado.

En diálogo con el Comité Olímpico Ecuatoriano, Castillo demostró que ya hace mucho dejó atrás todo el mal sabor que le provocaron los Panamericanos de Lima, donde cayó en una polémica decisión arbitral en la final de los 91 kg contra el cubano Erislandy Savón.

Pocos meses después llegó a Rusia con la intención de tomarse la revancha y la recompensa a tanto trabajo y esfuerzo fue el subcampeonato frente a rivales de élite internacional, superando incluso a un medallista olímpico, el kazajo Vassiliy Levit, subcampeón de Río 2016.

Pero como en cada derrota cada vez queda más fuerte, Julio ahora está totalmente enfocado en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y en conseguir el boleto en el Preolímpico del próximo año, que se cumplirá en marzo.
Pero antes enfrentará torneos en noviembre y diciembre de este año, con los que finalizará una temporada de grandes participaciones. (I) 


Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: