Flabia, fuerte y audaz

- 15 de febrero de 2020 - 00:00
Flabia Rovayo entrena en el Team Predador Samborondón con el profesor, cinturón violeta, Kevin Inga.
José Morán / ET

Tiene ocho años y logró su primer título mundial en jiu-jitsu, en California (EE.UU.).

Flabia Robayo recibió el año pasado una medalla de consuelo después de caer en los cuartos de final del Mundial Infantil de Jiu-jitsu Brasilero, denominado PANKIDS2019, que se disputó en California (Estados Unidos).

Pero como a ella no le gusta perder se sacó la presea del cuello y le dijo a José, su papá, que no la quería. La niña anhelaba el metal más grande, el de oro.

Ese día Flabia lloró y mientras se secaba las lágrimas con las mangas del kimono (traje de combate), le prometió a su papá que volvería después de un año a California para ser campeona y que la medalla de oro sería suya. Y lo cumplió.

Flabia, de ocho años, se coronó hace una semana campeona mundial de Jiu-jitsu Brasilero en la categoría pee-wee 3 cinturón amarillo hasta 67 libras. Se trata de la primera medalla de oro para el Ecuador en un mundial infantil de este deporte. 

Para llegar al primer escalón del podio, Flabia derrotó por finalizaciones (palanca de brazo) a niñas de academias reconocidas en Estados Unidos como son Alliance y Watkins Jiu-jitsu y de otros países.

En la final venció a la estadounidense Hannah Watkins, hija del cinturón negro de este arte marcial, Kyle Watkins. 

Flabia empezó a practicar jiu-jitsu cuando tenía cinco años. Su primer contacto con este deporte de combate fue en el Predador Training Center, en Samborondón.

A su hermana mayor le habían recomendado que haga ejercicios para bajar de peso. Flabia la acompañó y ese mismo día le dijo a su papá: “Quiero quedarme aquí para siempre”. 

José reconoce que al principio fue prejuicioso. Estaba convencido de que el jiu-jitsu no era un deporte para niñas y trató de convencerla para que se incline más por el tenis, otra de sus pasiones. Pero Flabia ya había decidido que quería quedarse sobre el tatami y en tres años lo hizo cambiar de parecer. José entiende ahora que el deporte no distingue entre géneros.

Y Flabia se lo ha demostrado con títulos. Es campeona infantil del Circuito Ecuatoriano de Jiu-jitsu. En 2019 obtuvo el primer lugar en el Guayaquil y en el Quito Open. Fue primera en el torneo organizado por la Federación Ecuatoriana de este deporte. Fue tercera en el Atlanta Open y segunda en el Orlando Open.

En su corta carrera ya suma 17 medallas, tres de ellas internacionales.

Kevin Inga, su entrenador desde el inicio de su corta carrera, confirma que Flabia se frustra cuando pierde. La describe como una niña aplicada, disciplinada e inteligente. Por eso no teme equivocarse cuando habla de su proyección. “Tiene todo para seguir ganando títulos mundiales”, vaticina Inga. (I)    

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP