Raúl Viver se opone a cambios en la Copa Davis

- 17 de agosto de 2018 - 00:00
Foto: AFP

El capitán del equipo ecuatoriano opina que se perderá el espíritu del torneo con el nuevo formato, que sustituye tradición por rentabilidad. La decisión se tomó ayer.

La asamblea de la Federación Internacional de Tenis (ITF) aprobó en Orlando (Estados Unidos), con el 71,43% de votos favorables, el nuevo formato de la Copa Davis para 2019, impulsado por el grupo del futbolista español Gerard Piqué.

El formato será muy similar a un mundial de fútbol, ya que concentrará a 18 equipos en una sede única durante una semana.

El presidente de la ITF, el estadounidense David Haggerty, aseguró que el nuevo formato refleja lo que el Consejo de Jugadores de la ATP sugirió en 2016 y dejará $ 25 millones para las federaciones y $ 20 millones para los tenistas.

El actual sistema de Copa Davis, establecido hace 118 años, dejará paso al sistema propuesto por el grupo inversor Kosmos, presidido por el futbolista del FC Barcelona y acogido por los dirigentes de la ITF.

En Ecuador, el capitán del equipo de Copa Davis, Raúl Viver, está en desacuerdo con las modificaciones. “No me gusta, porque se pierde el espíritu de la Davis. Este año ya hubo cambios y ya no se jugaron partidos a cinco sets, sino a tres. Se elimina lo que es ser local y visitante y si llegamos al Grupo Mundial, el país nunca tendría la oportunidad de ver a sus jugadores”.

Para él, los cambios obedecen a aspectos económicos, más que deportivos. “Habrá más dinero y en eso es lo que piensan las federaciones. Claro que se necesita y es una prioridad para muchos, para desarrollar mejor el tenis local”, dijo el “Flaco” Viver.

La idea original fue enmendada después de que algunos países -encabezados por Australia- se opusieran abiertamente a un torneo de 18 equipos en un sitio neutral, en gran parte debido a la pérdida de partidos en casa.

La propuesta aprobada exige que 24 equipos jueguen partidos de local o visitante en febrero, y los 12 ganadores pasen a la final. A estos se unirían los cuatro semifinalistas del año anterior y dos equipos de comodín.

La Copa Davis se disputa actualmente durante cuatro fines de semana en febrero, julio, septiembre y noviembre, las primeras rondas al poco tiempo de haber concluido los torneos de Grand Slam, y muchos de los mejores jugadores no participaron en los últimos años debido a las preocupaciones sobre la programación excesiva en su calendario de competición.

El nuevo formato fue ideado de manera conjunta por la ITF junto con el grupo de inversión Kosmos, fundado por Gerard Piqué, futbolista del Barcelona, que se compromete a una inversión de $ 3.000 millones durante un periodo de 25 años.

“Estoy satisfecho de que las naciones hayan votado hoy el mejor futuro posible para la Copa Davis. Tendremos la ocasión de trabajar con Kosmos en el enorme potencial que tiene la competición, elevando todos sus estándares actuales”, dijo el presidente de la ITF, David Haggerty.

En las próximas semanas se anunciará la primera sede del torneo, que se jugará en noviembre del próximo año. Madrid, España y Lille, Francia, son las candidatas para alojar por primera vez la renovada Copa Davis.

144 federaciones nacionales estaban habilitadas para votar a favor o en contra del proyecto. Para que la propuesta gane, se necesitaba de una mayoría de dos tercios de los votos, algo que sí se consiguió.

La Confederación Sudamericana de Tenis (Cosat) señaló que los cambios serán positivos, por lo que las naciones de la región aprobaron las reformas. El presidente, el paraguayo Camilo Pérez, señaló que la entidad está convencida de que el cambio es necesario. “Es un momento histórico para el tenis y no hacer este cambio es arriesgar el futuro del torneo”.

Mientras que la Federación Británica de Tenis fue una de las que se opusieron a los cambios y antes de la votación anunció que votaría de forma negativa.

Uno de los argumentos que expuso es que la transformación del formato actual provocará que los jugadores opten por no participar en ella y que se reduzca el interés de los aficionados en ver la Copa Davis.

En la actual edición, que será la última con el formato que tiene 118 años, las semifinales se jugarán entre España y Francia, mientras que Estados Unidos se enfrentará  a Croacia. Los finalistas jugarán en noviembre, para llevarse la “ensaladera”, antes de que el torneo cambie por completo. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: