La cima del Chimborazo reta otra vez a Quintero

- 26 de octubre de 2018 - 00:00

El montañista ecuatoriano intentará conseguir el segundo desnivel más grande del mundo: 6.268 metros sobre el nivel del mar (msnm) en 24 horas.

Santiago Quintero puso en pausa su proyecto de escalar las 14 elevaciones de más de 8.000 metros sobre el nivel del mar (msnm) en la Tierra. Ya superó la mitad -lleva ocho- y el próximo año piensa retomarlo.

Mientras tanto, el montañista ecuatoriano apunta a otro reto. Él no puede quedarse quieto y pretende imponer una marca mundial con su nuevo proyecto.

“6.000 en 24” se llama su aventura, en la que pretende conseguir el segundo desnivel más grande del mundo. Quintero saldrá desde Babahoyo, a 8 msnm, recorrerá en bicicleta 120 kilómetros hasta Guaranda y luego otros 50 km hasta la base del Chimborazo. Escalará la elevación hasta los 6.268 msnm.

“Hay gente que cree en este proyecto y me he entrenado con intensidad para llegar en las mejores condiciones. Me siento capacitado para lograrlo”, dijo el quiteño, que ha destacado por conseguir sus ascensiones sin la mitad de sus pies.

Está previsto que intente la travesía entre el 1 y el 5 de diciembre. Todo dependerá de las condiciones climáticas en ese período; y cuando existan las mejores, partirá desde la Costa ecuatoriana.

Si lo consigue, Quintero impondrá la segunda marca del desnivel más grande. La primera la impuso el italiano Andrea Daprai en 2011. Él se sumergió 39 metros en las costas de Viña del Mar (Chile), salió del agua para pedalear 220 km y luego corrió 42 km hasta llegar a la base del Aconcagua. Lo escaló en 23h56m y situó la marca en 7.000 metros de desnivel.

Para estar detrás de Daprai, Quintero se ha entrenado en diferentes localidades del país. Tuvo que parar dos meses por lesiones en ambas rodillas, pero ya recuperado, el último mes y medio ha practicado sin pausas.

Ha recorrido en algunas ocasiones la ruta entre Babahoyo y Guaranda, sobre todo para acoplarse bien a la bicicleta. Ciclear no es lo suyo, pero lo disfruta mucho, así que se centra en cubrir los 170 kilómetros pedaleando.

“Los ciclistas en el Tour Mundial van a una velocidad promedio de 40 km/h y como meta yo pretendo alcanzar esa velocidad. Me he sentido bien sobre la bicicleta en los entrenamientos que he hecho hasta ahora”.

La dificultad radica en que en todo momento irá en ascenso. De los 8 msnm de Babahoyo llegará hasta los 2.668 msnm de Guaranda y con un cambio de clima significativo, pues el frío se apodera de la región.

También ascendió al Cotopaxi en varias ocasiones, pero en una de las últimas tuvo complicaciones para llegar a la cima. En un video que mostró, se lo pudo ver con el rostro lleno de ceniza volcánica por la reactivación de la actividad de esa elevación.

Sin embargo, su entrenamiento no fue interrumpido por esas condiciones y se mantuvo riguroso para mejorar su rendimiento físico.

Para la travesía está previsto un tiempo de cinco horas para llegar a la cumbre del Chimborazo. La elevación tiene dos cimas: la izquierda, llamada Veintimilla, y a la derecha la Máxima. A esa última quiere llegar, pues es el punto más alto de la Tierra, medido desde su centro.

La ocasión que más rápido llegó a coronar el Chimborazo fue de tres horas, pero para su proyecto lo hará con más tranquilidad y por eso tiene un máximo de cinco horas para subirlo.

“Fue un año complicado y decidimos (con su esposa Claudia Echeverri) no ir a los Himalayas. El próximo año iré para retomar el proyecto de los 14 ochomiles”.

Como no tuvo una travesía extrema como esas, se centró en dar charlas para contar su historia y también en obtener el título internacional de guía de montaña, algo que perseguía desde hace algunos años. Tras siete meses en este año, lo consiguió.

Quintero es un hombre de retos y siempre está dispuesto a emprender uno nuevo para superarse a sí mismo. Esta vez sumará a la bicicleta, una herramienta que no es habitual, pero que le permitirá adicionar otro récord a su carrera. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: