EL QUITEÑO ENTRENA EN EL CERRO AUQUI DE MONJAS Y EN EL SECTOR DEL VOLCÁN PICHINCHA

Carrera pule su técnica para un vuelo mundial (GALERÍA Y VIDEO)

- 04 de junio de 2014 - 00:00
Juan Sebastián Carrera, arquitecto de profesión, es un amante del parapentismo. Aquí mientras sobrevuela la avenida Simón Bolívar de Quito. Fotos: Andrés Darquea/ EL TELÉGRAFO.

EL QUITEÑO ENTRENA EN EL CERRO AUQUI DE MONJAS Y EN EL SECTOR DEL VOLCÁN PICHINCHA

Juan Sebastián ‘Bacho’ Carrera participará en la cuarta válida de la Copa del Mundo de Parapente, a desarrollarse del 20 al 27 de este mes en Celorico da Beira, Portugal; y en el Campeonato Nacional de España, a cumplirse en Piedrahíta entre el 29 de junio y el 6 de julio.

Son las 08:00. Puntuales, Juan Sebastián (29 años) y su hermano Jaime (26 años) arriban a la gasolinera Mobil de Miravalle, desde donde se dirigen a San Patricio, sitio de concentración y aterrizaje de los deportistas.

San Patricio está a 15 minutos de Miravalle. El auto de los hermanos Carrera se detiene junto a una explanada verde. De frente, hacia el occidente, está el cerro Auqui de Monjas, punto de despegue de los pilotos.

“Hasta allá tenemos que subir”, dice Juan Sebastián, señalando con su índice derecho. La idea es ascender a la loma en camioneta, armar las velas y realizar los saltos. Ahora únicamente es cuestión de esperar al señor Sangucho, el dueño del automotor en el que trepan hasta los 3.000 metros del Auqui de Monjas.

Mientras Sangucho llega, 5 parapentistas más acuden al encuentro. Todos comentan lo lindo y despejado del día para efectuar los vuelos. El buen clima es fundamental en esta actividad de aventura.

Volar, sinónimo de libertad

- ¿Te sientes bien?
- Un poco mareado. Casi vomito.
- Calma. Ya estamos en tierra.

Jaime Carrera, con 14 años de experiencia en parapentismo, acaba de culminar un vuelo tándem (salto de 2 personas en un mismo implemento) junto a un principiante, quien se sintió afectado por los 600 metros de altura que alcanzó el paracaídas. El aficionado siempre quiso volar, pero nunca imaginó que lo asustaría la fuerza del viento.

De las 7 velas que por algunos instantes ‘remendaron’ el firmamento, solo la de Juan Sebastián Carrera continúa en el aire. Su intención es planear por lo menos una hora. Parte de su preparación de cara al torneo orbital es maniobrar el ala por largos lapsos.

En las lides de Celorico da Beira y Piedrahíta se inscribirá en cross country, la modalidad más popular dentro del parapentismo deportivo. Esta consiste en elevarse al mismo tiempo que los demás, esperar la señal de partida y comenzar a cubrir los puntos del circuito. 

Dentro de su entrenamiento, este exponente suele trotar 5 kilómetros diarios.

La ruta se elabora horas antes de la brega, pues todo depende de las condiciones meteorológicas. No obstante, el recorrido mínimo es de 30 kilómetros y el máximo de 150. Los jueces miden la eficiencia de los exponentes con un GPS y un variómetro, aparatos que graban el desempeño de cada piloto.

Debido a su condición de piloto deportivo, la vela de ‘Bacho’ es diferente a las de sus compañeros. Es más pequeña y el arnés tiene forma de bote. Antes de saltar explicó que el ala de los parapentes de cross country miden entre 9 y 12 metros de largo, los convencionales van de 22 a 31 metros. 

“Buscamos mantenernos en el aire, para ello hacemos lo natural: como cualquier ave buscamos las corrientes de aire que nos permitan tener estabilidad. El tamaño del ala determina la velocidad a alcanzar. Una vela regular puede volar a 50 kilómetros por hora; una de competencia puede superar los 60 kilómetros por hora”, detallaba.

Desde abajo se mira la habilidad de Juan Sebastián. Sus 16 años dentro del mundo de los vuelos se reflejan en las maniobras que propicia y en la serenidad al hablar por la radio. A 800 metros de altura sobre la zona de aterrizaje va y viene con una confianza asombrosa.

Al momento de descender divisa un área despejada. Es fundamental no caer en medio de árboles, torres de metal, casas o cualquier tipo de construcción. El potrero de San Patricio es ideal para terminar los desplazamientos aéreos.

Después de 60 minutos de flote, el ‘Bacho’ pone los pies en el piso. Ya se distingue su rostro. Su sonrisa se nota más bajo las gafas y el casco. Nada mejor que volar y terminar la faena íntegro, sin sobresaltos.

VIDEO

“Bueno, hay que tomar en cuenta que es una disciplina segura. Antes de salir a la venta, cada modelo de vela es usado por pilotos de pruebas. Se mide la resistencia a la turbulencia, gravedad y carga. También tenemos un paracaídas de emergencia. La tecnología te permite disfrutar, sentirte libre y hacer lo que te gusta”, relata emocionado.

Su objetivo en Portugal y España es conseguir la mejor ubicación posible. No se presiona, pese a su experticia es consciente de que le queda mucho por aprender y Europa le ofrecerá la oportunidad de conocer las técnicas de exponentes del ‘Viejo Continente’, reconocidos entre los mejores del planeta.

Escuela de vuelo

Los hermanos Carrera aprendieron a planear con su padre, Jaime Carrera Noritz, uno de los pioneros del parapentismo ecuatoriano. Su pasión los ha llevado a competir y a fundar la Escuela de Parapentismo Vayu, que coordina Jaime Jr.

El curso dura 3 meses, cuesta 450 dólares. Las clases se dictan sábados, domingos, martes y jueves. Se enseña técnicas de vuelo, meteorología y aerodinámica. La entidad facilita los parapentes.

DATOS:                                                          

- Juan S. Carrera
tiene 16 años de experiencia en el parapente. A nivel nacional su mejor resultado lo obtuvo en 2013 en cross country. Quedó primero en el Campeonato Nacional y primero en el Circuito Nacional.

El récord nacional de vuelo libre en línea recta lo ostenta Juan García, que en 2012 voló 87 kilómetros.                                                      

La mejor marca de Juan Sebastián Carrera en vuelo libre es de 120 kilómetros, pero ese recorrido lo cubrió en Estados Unidos.               

Varios pilotos tramitan la constitución de la Federación Ecuatoriana de Deportes Aéreos. Esperan que se legalice dentro de un año.        

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: