Tokio, el objetivo mayor en 2020

Las medallas cosechadas en 2019 son un aliciente para el deporte tricolor con miras a los Juegos Olímpicos. Neisi Dajomes, Julio Castillo, Alfredo Campo y Álex Quiñónez son las esperanzas de preseas.
18 de diciembre de 2019 00:00

Los deportistas ecuatorianos Neisi Dajomes, Julio Castillo, Alfredo Campo y Álex Quiñónez, se convirtieron en los abanderados de los un poco más de 600 atletas nacionales, entre convencionales y adaptados, que consiguieron 914 medallas en distintos eventos a lo largo del año.

Esa cosecha; la más grande en los últimos siete años, es un aliciente para los tricolores que en la próxima temporada afrontarán varios torneos preolímpicos y de otra índole de cara a participar en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, que se cumplirá del 24 de julio al 9 de agosto.

La inversión generada por el Estado, a través de la Secretaría del Deporte, para la participación ecuatoriana en Mundiales, Panamericanos, Sudamericanos y otras competencias fue de $ 12 millones en este año, la misma se mantendrá para la próxima temporada.

El boxeador Julio César Castillo fue el que más preseas conquistó, seis en total, repartidas en dos de oro, dos de plata y dos de bronce.

En ese conteo sobresalen los segundos lugares en el Mundial, desarrollado en la ciudad rusa de Ekaterimburgo y en el Panamericano de Lima (Perú), donde perdió en una polémica decisión tomada por los jueces.

Lo sigue la pesista Neisi Dajomes. La representante de la provincia de Pastaza (Amazonía) se subió cinco veces al podio: tres veces al primer puesto y dos al tercero.

Entre tanto Álex Quiñónez sigue en franco crecimiento tras dos temporadas (2014 y 2015) en las que estuvo al borde del retiro por problemas de lesiones según contó en su momento.

Ese mejoramiento, de la mano de su entrenador, el cubano Nelson Gutiérrez, se vio reflejado este año en tres medallas de oro y dos de bronce. De estas últimas destaca la lograda en el Mundial Absoluto de Doha (Catar) en los 200 metros, donde registró un tiempo de 19 segundos y 98 centésimas. A más del oro panamericano en Lima en la misma distancia.

Y cierra la lista de galardonados esta temporada, el ciclista de BMX Alfredo Campo quien finalizó en el segundo lugar del Campeonato Mundial y en el ranking se encuentra en posiciones que dan acceso a la olimpiada.

En el año, el azuayo alcanzó una medalla de oro; en los Juegos Panamericanos y dos platas durante las paradas de la Copa del Mundo.

El deporte adaptado también tuvo a importantes representantes nacionales como los paratletas Kiara Rodríguez y Darwin Castro o el paraciclista  Érick Sarango.

La guayasense fue la más galardonada, con seis premios, distribuidos en cuatro de oro y dos de bronce. Las doradas las logró en salto largo, 100 y 200 m en el Campeonato Mundial de paratletismo juvenil, que se realizó en Suiza.

Con cuatro oros el pichinchano Érick Sarango hizo historia en los Global Inas Games Australia 2019. Las preseas llegaron en las disciplinas de ruta, contrarreloj, persecución y sprint. También fue parte de la trigésima sexta edición de la Vuelta Ciclística al Ecuador.

Y también destacó el fondista Darwin Castro, quien cosechó cuatro medallas de oro. La más importante la ganada en los 5.000 metros de los Juegos Parapanamericanos Lima 2019.

Estos deportistas convencionales y adaptados pertenecen al Plan de Alto rendimiento, que les permite ser profesionales y dedicarse íntegramente a sus carreras. El proyecto, que reúne a 347 atletas, fue renovado y entregará un incentivo económico adicional a quienes logren medallas en Tokio.

  La Secretaría del Deporte informó que el rubro para el atleta que alcance oro será de $ 100.000; plata $ 80.000 y bronce 60.000.

Y se ratificaron los $ 12 millones para la preparación, concentrados y equipo multidisciplinario de los integrantes del PAR. (I)     

Contenido externo patrocinado