De acuerdo a los chequeos, el can ha pasado su vida en el campo

Arthur estaba preparado para un gran esfuerzo

De acuerdo a los chequeos, el can ha pasado su vida en el campo
20 de noviembre de 2014 00:00

Según el diagnóstico médico, Arthur, el perro mestizo que siguió al equipo sueco Peak Performance en pleno Mundial de Deporte Aventura ‘Huairasinchi Explorer 2014’, era un típico perro de campo, que no contó con los cuidados adecuados.

Gabriel Carrión, gerente general del centro de atención animal Lord Guau, manifiesta que el can fue ubicado en la montaña, posiblemente vivía en una comuna y tenía dueño, aunque establecer aquello es algo complicado.

Tras los chequeos de los médicos veterinarios del lugar, se determinó que Arthur tiene, aproximadamente, 7 años de edad y en términos generales se lo encontró bien de salud.

No obstante, debido a su edad ya no cuenta con varias piezas dentales y otras están rotas. La única dolencia que se le detectó es una herida en el lomo, a la altura de la pata delantera derecha, infección que fue limpiada y curada.

Sobre el estilo de vida de los cánidos  campestres, son muy activos, pese a ello, a Carrión le llama la atención que se haya adaptado tan rápido a los difíciles entornos de la competencia extrema, donde, junto a Mikael Lindnord, Karen Lundgren, Staffan Björklund y Simon Niemi, atravesó tramos lodosos, de barro, arcilla, selva y agua.

Al consultarle a Michael Dammer, experto en montañismo y seguridad en lides de deportes de aventura, si es necesario que un cánido se entrene para resistir las duras condiciones de la distancia, el suelo y el clima, responde que para los perros de campo su estilo de vida es suficiente entrenamiento, pues están acostumbrados a recorrer largos trechos.

Además, por lo general, muchos canes que residen en los sectores rurales son de trabajo, es decir, ayudan a sus dueños en las labores agropecuarias. Tal vez quienes sí requieran ganar estado físico son los perros que pasan encerrados e, incluso, acusan sobrepeso. Pero, si un animal es activo, sin importar su tamaño, puede soportar una larga expedición.

Sobre el carácter de Arthur, Daniela Guerrón, relacionista pública del equipo Finalín Ecuador, indica que es muy sociable. Ella lo visitó el pasado martes, después de los análisis clínicos. El perro excursionista es dócil, al punto que, pese a sentirse asustado ante la presencia de periodistas, fotógrafos y camarógrafos, nunca reaccionó mal.

Todas estas características hicieron que Arthur se gane con facilidad el cariño de fundaciones de protección faunística, deportistas y ciudadanía en general, tanto así que el martes, luego de iniciar una campaña para recaudar fondos con el propósito de costear su viaje, Peak Performance captó $ 3.586,18 de los $ 6.700 que demandaba la movilidad de su cuadrúpedo compañero.

La historia de Arthur, incluso,  motivó que el equipo Ecuador Finalín done $ 500 del premio que recibió por ser uno de los 3 mejores representativos ecuatorianos en el Mundial de Deporte Aventura. El resto de la bonificación, $ 500, lo cederá a un proyecto de beneficencia animal local. El nombre de esta fundación lo debía definir ayer.

“Somos amigos de los chicos de Peak Performance, los conocimos antes, tenemos muy buena química con ellos. El perrito queda en muy buenas manos y le deseamos lo mejor en su nuevo hogar”, precisa Gustavo Cevallos, capitán del cuarteto Finalín.

En lo que se refiere a los requisitos de rigor requeridos para que Arthur vuele, se le colocó un microchip que es obligatorio en territorio europeo para todos los perros y entrará a Suecia sin el certificado de antígenos de rabia. Por esta ocasión, el gobierno de ese país no pedirá dicho documento, mas exigió que el cánido permanezca 40 días bajo observación médica antes de ir con su amo, Mikael Lindnord.     

Ayer, al cierre de esta publicación, los miembros del equipo Peak Performance se alistaban para retornar a su país, preocupados por el vuelo de 12 horas que le esperaba a Arthur.

Ecuador Movistar analizó su desempeño

Satisfechos pero no conformes, 3 de los miembros del equipo Ecuador Movistar analizaron su participación en el Mundial de Deporte Aventura ‘Huairasinchi Explorer 2014’, en el que alcanzaron la medalla de bronce.

Santiago Miño, Martín Sáenz y Gonzalo Calisto se mostraron contentos por obtener un lugar en el podio y anunciaron que en 2015, durante el Mundial que se realizará en Brasil, volverán a unirse a la estadounidense Jari Kirkland, a quien atribuyeron buena parte de su éxito en la competencia.

Se refirieron también a la penalización de la que fueron blanco 47 de los 50 elencos participantes, entre ellos Movistar. Confesaron que el castigo de esperar 4 horas desde la zona de transición en El Meridiano y no superar a la hora indicada el tramo de kayak del río Jordán les hizo perder la esperanza de meterse entre los 3 primeros de la justa, pero la recuperaron cuando se vieron cerca del conjunto francés Green Caffte, que iba tercero. Su siguiente propósito es mejorar el tercer puesto, para lo que trabajan desde ahora.

Mikael Lindnord y Arthur reposan en la escuela María Esperanza, tras el trekking por la reserva Mache Chindul. Foto: Cortesía team peak performance.
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado