Una carrera en pleno ascenso

- 07 de marzo de 2020 - 00:00

La quiteña es la primera pentatleta ecuatoriana que clasifica a unos Juegos Olímpicos de verano. Empezó en este deporte hace cinco años.

El aprendizaje nunca termina para Marcela Cuaspud. Cada día suma nuevos conocimientos para los cinco deportes que practica y los perfecciona, pues ella es la primera ecuatoriana que clasifica a unos Juegos Olímpicos en pentatlón moderno.

Los nervios la invaden, cuando quedan 141 días para Tokio 2020. Pero sabe manejar aquello por la responsabilidad que significa representar a Ecuador en la cita más importante del deporte.

“Es una meta personal, pero también es algo del país. Este sacrificio ha valido la pena. No estoy satisfecha con haber cumplido (con la clasificación), sino ir y hacer el mejor trabajo que pueda”, contó antes de su práctica.

Desde muy niña, Cuaspud entró a la natación, que se convirtió en su deporte preferido. Ya en la universidad probó con la equitación, solo por curiosidad, porque en la institución educativa en la que estudió podía tomar esa actividad.

Su hermano Diego fue convocado para formar parte de la federación de este deporte y le comentó que se abrirían chequeos para deportistas nuevos y le dijo que lo intente, porque ya podía cumplir con al menos tres de los cinco deportes.

Hace casi cinco años resultó elegida y también continuó con sus estudios de Relaciones Internacionales. Terminó la universidad y tuvo que decidir entre trabajar, seguir una maestría o inclinarse por el deporte.

Viajó a Francia a estudiar francés y su otro hermano, Rodrigo, la sorprendió cuando le contó que la inscribió en un club de pentatlón. En medio de todo le surgió una opción de una maestría y debía volver a Ecuador para renovar unos documentos.

El destino la trajo de vuelta y allí fue cuando le dijeron que había la opción de ir a los Juegos Sudamericanos de Cochabamba en 2018. Consiguió la presea de bronce junto a Guillermo Torres.

Accedió a los Panamericanos de Lima 2019 y fue la segunda mejor de Sudamérica, con el boleto directo a Tokio.

Su carrera solo ha ido en ascenso y su entrenador Eduardo Salas lo ratifica, pues su progreso es notorio. En los siguientes meses disputará Copas del Mundo en Europa, con un plan trazado para llegar en las mejores condiciones a Tokio.

“Mucha gente dice que ha sido fácil, pero solo ve lo externo y no el sacrificio. El alto rendimiento es exigente y nos llaman locos porque nos gusta el sufrimiento”, añadió Cuaspud. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP