Julio Castillo: "Es hora de empezar a cosechar logros"

25 de enero 00:00

Los subcampeonatos en los Panamericanos de  Lima (Perú) y en el Mundial de Ekaterimburgo  (Rusia) logrados el año pasado, no han “mareado” al boxeador ecuatoriano Julio Castillo, quien se ha propuesto ganar una medalla en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Para ello primero debe clasificar a la cita multidisciplinaria en la división de los 91 kilogramos (peso pesado). Lo intentará en el preolímpico, que se realizará en Buenos Aires (Argentina), del 13 al 23 de marzo próximo.

Las derrotas en las finales de los Panamericanos y en el Mundial, lejos de desmotivarlo, lo impulsaron a perseguir otras metas grandes. “Los sueños se cumplen después de mucho dolor, lágrimas y sacrificio, por lo que creo que es hora de empezar a cosechar triunfos”,  sostuvo el deportista.

Siempre con los pies sobre la tierra y con mucha alegría, Castillo se alista para este evento junto con la selección nacional en el Centro de Entrenamiento para el Alto Rendimiento de Río Verde (provincia de Esmeraldas) al que considera su segunda casa, por la serie de concentrados que ha hecho en él.

El 2019 fue un año positivo para el púgil nacido en Francisco de Orellana, localidad de la provincia del mismo nombre, pero piensa que se vienen cosas mucho mejores para el deporte ecuatoriano, porque sus colegas y él están comprometidos con dar lo mejor.

En el preolímpico de Buenos Aires, el subcampeón mundial 2019 buscará el acceso a su tercera olimpiada consecutiva, tras Londres 2012 y Río 2016. El evento “albiceleste” dará tres cupos por peso a la cita japonesa.

Los inicios de Castillo en el boxeo se dieron por propia convicción y también porque su madre, María Torres, lo llevó al gimnasio de la ciudad de Tena (provincia del Napo), habló con el técnico de la Federación Provincial y desde ese momento sigue en el ring.

Tiene una gran amistad con el exboxeador Carlos Quipo, quien tras el retiro se convirtió en presidente de la Federación Deportiva del Napo.

Quipo, quien disputó los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016 en el peso ligero, consideró que lo que le faltaba a Julio era “convencerse de que podía llegar lejos y ahora lo está logrando”, sostuvo el ahora dirigente, quien hace cuatro años obtuvo un diploma olímpico para el país en los 49 kg. (I) et

El tricolor se encuentra entre los tres primeros del ranking mundial en la división de 91 kg.

Te recomendamos

Las más leídas