Doménica Zamora con alma de líder

- 13 de marzo de 2020 - 00:00
Su mayor anhelo es jugar la Liga 1 del baloncesto universitario de Estados Unidos o disputar algún día la Liga Europea.
Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

La guayaquileña fue reclutada por el St. Petersburg College de Estados Unidos. En ese centro educativo juega baloncesto y estudia Ciencias del Ejercicio.

Faltaban cinco segundos para que termine el partido. Doménica Zamora estaba parada sobre la línea de tres puntos del área contraria cuando recibió la pelota. No tuvo tiempo para pensar, mucho menos para afinar la puntería. Cerró los ojos, lanzó fuerte y encestó.

Doménica le dio la espalda a la pelota después de lanzar. Estaba enojada con sus compañeras de la selección ecuatoriana de baloncesto porque no la asistieron en el momento que ella se los pidió.

Mientras caminaba a la banca de suplentes, el resto de integrantes del equipo miraban con detenimiento la trayectoria de la pelota.

Cuando esta cayó dentro del aro, se abalanzaron sobre Doménica, la abrazaron y le dijeron que había encestado. El enojo se convirtió en alegría en cuestión de segundos.

Con esos tres puntos Ecuador venció ese día a Chile y se quedó con el tercer lugar del Campeonato Sudamericano sub-14. Y Doménica logró la que hasta ahora es la mejor canasta de su corta carrera deportiva.

Un año después, en el mismo torneo sudamericano, Doménica sufrió una rotura de ligamento cruzado anterior de la pierna izquierda durante un partido contra Argentina. Es la peor lesión que ha sufrido. Los médicos le dijeron que había sobrecargado su rodilla.

La recuperación fue larga y dolorosa. Miguel Salvitelli, su entrenador en la selección nacional y en Guayas, recuerda que solía alinearla para provocarle miedo a las rivales, pero cuando empezaba el partido la reemplazaba porque no podía correr y flexionar bien la rodilla.

Desde aquella mala experiencia han pasado más de cuatro años. Doménica es ahora embajadora del baloncesto ecuatoriano en el exterior.

Juega la Liga Universitaria de Estados Unidos y defiende los colores del St. Petersburg College, una universidad pública afincada en el condado de Pinellas, Florida.

Esta guayaquileña de 18 años fue reclutada por ese centro educativo en 2019. Juega baloncesto y paralelamente cursa estudios en Ciencias del Ejercicio, los que le permitirán dedicarse en el futuro a la medicina o a la terapia física.

St. Petersburg College se fijó en Doménica mientras ella jugaba un torneo colegial en Estados Unidos, donde se graduó de la secundaria.

Fue Denisha Davidson, entrenadora del equipo, quien le pidió que se uniera al grupo. Le gustó su capacidad innata de líder y su manía de ejecutar tiros de tres puntos. “Una de las razones por las que acepté jugar con ellos fue su disciplina. Si no tengo buenas notas no juego”, le contó la deportista a EL TELÉGRAFO mientras pasa unas cortas vacaciones en Guayaquil.

Doménica siempre fue armadora, pero en Estados Unidos se convirtió en alera, es la posición en la que se siente más cómoda. En 2019 registró una efectividad del 40% en tiros de tres puntos.

Empezó a practicar baloncesto a los siete años motivada por su mamá Jazmín Ávila Narváez, quien jugaba este deporte y actualmente es la presidenta de la Asociación de Baloncesto de Guayas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP