El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mar.2/Mar/2021

Mundo

Tendencias
Historias relacionadas

La miopía es una enfermedad que se agudizó en la pandemia

Es uno de los problemas de ojos más comunes en el mundo y se pronostica que aumentará por la covid-19.
15 de enero de 2021 09:28

La miopía es la nueva pandemia del siglo XXI. Este es uno de los problemas refractivos más comunes a nivel mundial y se pronostica que la enfermedad aumentará por la covid-19. ¿Por qué razones? Debido al uso excesivo de pantallas y a la falta de actividades al aire libre. La miopía se produce porque el globo ocular es más largo de lo normal, eso hace que la imagen no se proyecte correctamente en la retina y la visión de lejos es borrosa.

Otro factor importante es tener la predisposición genética, hay un riesgo 10 veces mayor que en otros casos.

Los síntomas, que se presentan con este error refractivo, son: Dificultad para ver objetos a la distancia y esfuerzo ocular para intentar enfocar mejor y dolores de cabeza.

Para el diagnóstico se necesita una valoración integral por parte del oftalmólogo. Él hace un control refractivo para obtener la medida  de anteojos que necesita el paciente y un examen del fondo de ojo, así como la medición de presión intraocular.

Es de suma importancia el control anual a niños y adultos para llegar a un diagnóstico temprano y prevenir cualquier complicación. Los pacientes con miopías altas son más propensos a presentar agujeros de la retina, desprendimiento de retina, catarata a edades más tempranas, enfermedades maculares o inclusive glaucoma.

El tratamiento de esta enfermedad depende de grupo de edad del paciente.

En niños es vital que use lentes lo más pronto posible para evitar el desarrollo del ojo vago y que su visión sea afectada de manera permanente. Si en los controles se evidencia progresión de esta enfermedad, es necesario un tratamiento que detiene la progresión como es el uso de gotas de atropina a bajas dosis, las cuales han demostrados ser muy seguras y efectivas

En pacientes mayores de 18 años, con medida estable en el último año, podrán ser candidatos a una cirugía refractiva, pero se requieren estudios complementarios. Una de las técnicas de última generación llamada SMILE puede corregir la miopía, se trata de un procedimiento muy rápido y seguro con una recuperación inmediata para dejar los lentes de lado. Para miopías muy altas existe también la posibilidad de la colocación de lentes intraoculares, que corrigen la medida y el paciente mejora su visión. 

Es importante una revisión anual, especialmente en niños para detener esta “nueva pandemia”.

Te recomendamos

Las más leídas