El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.18/Sep/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

Pan de Azúcar, el hogar de los azuayos desde 1957

11 de octubre de 2015 00:00

La parroquia Pan de Azúcar pasa inadvertida porque ningún cartel anuncia la llegada a este poblado de menos de 100 habitantes. La mayoría de viviendas están abandonadas, debido a que sus moradores han preferido retirarse a 10 minutos de allí, hasta la cabecera cantonal San Juan Bosco (Morona Santiago), para que sus hijos estudien en la Unidad del Milenio; otros han migrado a Estados Unidos.

Es sábado y las familias se reúnen a disfrutar del cerdo que sacrificaron el día anterior o nadan en el río que lleva el mismo nombre del sector.

Julia Guzmán, una de las habitantes más antiguas de Pan de Azúcar, decide retirarse a su vivienda para protegerse del sol.

En una de las paredes de cemento de su casa cuelga un cartel que dice “Miduvi 2010”, lo que indica que fue uno de los 29 hogares, que el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda entregó a familias de escasos recursos en ese año.

La señora de 75 años entra a su hogar pero no tiene la necesidad de cerrar la puerta, asegura que su parroquia aún es muy segura. Limpia el polvo de una de sus sillas e invita a tomar asiento junto a ella para escuchar la historia de cómo llegó hace 56 años a ese poblado.

Esta mujer, oriunda de Chordeleg, Azuay, no ha dejado de lado su tradicional vestimenta: pies descalzos, pollera rosada, y sobre su cabello recogido en trenzas un sombrero de paja toquilla de copa alta y cinto negro. Se casó a los 19 años con un originario de Pan de Azúcar y decidieron criar a sus 4 hijos allí.

Julia no es la única azuaya en la parroquia amazónica. De hecho la mayoría de la población de Pan de Azúcar proviene de Chordeleg y de San Juan. Y es que en los años sesenta una comisión presidida por Aurelio Pacheco llegó desde la Sierra para habitar la zona. En aquel tiempo llegar desde Chordeleg a Pan de Azúcar significaba caminar durante 3 días, lo que ahora son 2 horas y media en automóvil.

La parroquialización oficial del pueblo llegó el 19 de julio de 1957 por orden del presidente de la República, en aquella época, Camilo Ponce Enríquez. En un principio Pan de Azúcar era parte del cantón Limón Indanza, pero en 1992 pasó a pertenecer al cantón San Juan Bosco.

Los habitantes se dedican a la agricultura, cuidan el ganado y las pocas cosechas de papa china y yuca les representan apenas $ 10 diarios. Sus principales atractivos turísticos son el río Pan de Azúcar y el Paxi, donde se puede nadar o pescar. También, cerca de ahí, se puede visitar las cascadas de Santa Clara y del Río Blanco.

El cerro Pan de Azúcar, llamado por los nativos como Kaya-un, que quiere decir “piedra muralla grande”.
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado