Cordero se une a debate para reformar la Constitución

23 de febrero de 2013 00:00

El presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, aseguró que “en la vida hay una polémica sobre dos decisiones, lo urgente y lo importante. Nos vamos por los temas urgentes o los importantes. No siempre lo urgente es importante, no creo que este sea un tema urgente, sí es un tema importante, y hay que buscar un espacio adecuado”.  

Esa fue su reacción a la propuesta de reformar la Constitución que hizo el presidente Rafael Correa el pasado martes durante un conversatorio con periodistas extranjeros.

Cordero, quien estará en la próxima Asamblea, subrayó que el cambio constitucional deberá decidirlo el pueblo en las urnas, después de que los legisladores aprueben las modificaciones con la votación de 92 representantes. “No abusaremos de la mayoría, lo que ha hecho el Presidente de la República es poner en debate las reformas, tema al que me sumo, porque existen varios temas, por ejemplo les comparto uno, aparentemente insustancial, pero que podría ser terriblemente molestoso al momento de aplicar la nueva Ley de Seguridad Social, en lo referente a los fondos previsionales, que en la Constitución constan como fondos provisionales, aspecto que pasó inadvertido en la revisión de los textos”, comentó.

Cordero añadió que existen otros errores, uno de ellos es que la posesión del Presidente se realice en mayo, lo que obliga a que las elecciones y la campaña sean en pleno invierno. “Personalmente, nunca estuve de acuerdo con que se cambie de agosto a mayo, lo cual condiciona la fecha de las elecciones”, aseveró el titular del Legislativo.

En cuanto a la reelección del Presidente de la República, señaló que está de acuerdo con el texto constitucional en este tema. “Diría lo mismo en el caso de los legisladores porque la renovación en estos cargos es la expresión de la política, pero en lo relacionado con la voluntad de servicio, como los vocales de las juntas parroquiales, concejales, alcalde o prefecto, nunca estuve de acuerdo con que se pusieran restricciones. De todas maneras, no creo que sea despreciable un debate por las reelecciones, en el momento adecuado”, agregó.

También colocó como asunto a debatir las competencias de los municipios. “A veces son temas accesorios pero que nos traen una serie de problemas”, mencionó. “Sería maravilloso que durante un periodo la Asamblea tomase la iniciativa de abrir un debate ciudadano y quienes tanto cuestionaron la Constitución dieran sus aportes. ¿En dónde está el problema de reformarla? ¿En dónde está la trampa? De conformidad con la misma Constitución entre el primer y el segundo debate de las reformas deberá existir un tiempo de 13 meses”, concluyó.

Otros legisladores también reaccionaron a una posible reforma constitucional; la mayoría lo hizo durante la sesión del pleno efectuada el jueves pasado, la primera desde los comicios y el fin de la vacancia legislativa.

“Tememos que esas reformas vayan en contra de lo que el pueblo ecuatoriano aprobó en un momento dado. Ahora al Presidente le incomoda y nos preocupa la reforma a la Constitución, por la afectación que tenga en las zonas protegidas, en temas de minería y explotación petrolera. Nos preocupa que se reforme el uso de semillas transgénicas,  son temas fundamentales que debemos seguir de cerca”, dijo Diana Atamaint de Pachakutik.

“Puede reformar la Constitución, pero ya no sería un régimen pluralista; tendremos en la próxima Asamblea un régimen de partido único. Este es el nuevo sistema político que se inauguró”, advirtió César Montúfar. En la próxima Asamblea Nacional, Alianza PAIS tendrá más de 91 legisladores.

Te recomendamos

Las más leídas