Venezolanos sufren por los continuos apagones y falta de agua

El presidente Nicolás Maduro anunció el racionamiento eléctrico por 30 días. La jornada laboral fue reducida y las clases suspendidas. Expertos consideran que se agrava la crisis que vive el país.
02 de abril de 2019 14:50

“Nadie puede aguantar esto. Pasamos casi todo el día sin electricidad”, denunció Karina Camacho, ama de casa de 56 años. “No hay agua desde el lunes (hace 8 días), no se puede llamar por teléfono, no podemos pagar nada con tarjetas, incluso los alimentos”, continúa la venezolana.

Los apagones en curso  por el racionamiento de 30 días, que anunció el presidente Nicolás Maduro, marca otro punto de tensión en Venezuela, un país paralizado por la agitación política y económica. La situación agrava la crisis humanitaria y profundiza el enfrentamiento entre dos líderes políticos que compiten por el poder.

El primero es el mandatario Maduro, quien ganó en 2018 unas elecciones en las que no participó la oposición.

El segundo es el titular de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien se autoproclamó presidente interino ya que los comicios del año pasado no son reconocidos  por  la oposición ni por gobiernos internacionales.

El domingo, la administración de Maduro, que no proporciona una solución frente a la crisis ni a corto ni mediano plazo, anunció que durante este mes la jornada laboral será reducida hasta las 14:00 ( tanto en las empresas privadas como públicas) y suspendió nuevamente  las actividades escolares.

Para el Gobierno la crisis eléctrica - que se inició el 7 de mayo - es producto de un sabotaje estadounidense en complot con la oposición.

Para la contraparte la culpa es la negligencia, mala gestión y corrupción del gobierno de Maduro que dejó la red eléctrica en ruinas.

Winton Cabas, presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica y Mecánica (Aviem) indicó que esto va a continuar.

“La situación es gravísima, vienen más apagones y racionamientos (...) En todo el sistema completo ahora se genera a duras penas entre 5.500 y 6.000 megavatios, cuando antes había una capacidad de 34.000 megavatios”, detalló el experto.

La afirmación de Cabas se sustenta en que el chavismo se quedó “sin mano de obra calificada”, tras el éxodo de 25.000 trabajadores del sector eléctrico. Más de 2,7 millones de venezolanos emigraron desde 2015.

La administración de Maduro, del país con las mayores reservas de petróleo del mundo, redujo su economía a la mitad.

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Venezuela tiene una inflación que trepa a 10’000.000% en 2019.

Tras el racionamiento anunciado por Maduro, familias enteras salieron nuevamente  a las calles para formar largas colas para recoger agua.

Los sitios de abastecimientos son improvisados y van desde los manantiales, roturas de tuberías, cunetas, de los camiones cisterna proporcionados por las autoridades o de lo poco que fluye por el río Guiare. (I) 

Un grupo de personas recoge agua de una tubería de desagüe en la orilla del río Guaire, que atraviesa Caracas y funciona como la vía principal de drenaje de las aguas residuales de la ciudad.
Foto: EFE
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado