Constituyente de Venezuela prorroga mandato hasta 2020

- 21 de mayo de 2019 - 00:00
La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, conformada por legisladores oficialistas, no es reconocida por la comunidad internacional.
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, conformada por legisladores oficialistas, no es reconocida por la comunidad internacional.

La Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela (ANC) aprobó la prórroga de su vigencia más allá del mes de agosto, cuando se cumplirán los dos años de su controvertida existencia, no reconocida  por la oposición venezolana ni por la mayor parte de la comunidad internacional.

El 1 mayo de 2017 el presidente Nicolás Maduro convocó a la ANC para redactar una nueva Constitución.

El Consejo Nacional Electoral fijó las elecciones de los constituyentes para el 30 de julio de 2017.

Esa elección, que la oposición consideró ilegítima, pues el pueblo no fue consultado previamente sobre la conveniencia de establecer una nueva ANC, contó con la participación del 41% de los habilitados para votar.

Los más de 540 miembros de la ANC son oficialistas.

A poco de establecerse la ANC asumió las funciones de la Asamblea Nacional (AN, de mayoría opositora), que fue   declarada en desacato por el Tribunal Supremo de Justicia en 2016.

La ANC, pese a que tiene casi dos años de funcionamiento, no ha presentado todavía el proyecto de la nueva Constitución.

Maduro, por su parte, anunció que buscará adelantar las elecciones en la Asamblea Nacional, actualmente bajo control de la coalición antichavista liderada por Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países.

En un acto en el Palacio de Miraflores, al cumplirse un año de su relección, Maduro llamó a la oposición a medirse electoralmente. “Vamos a hacer elecciones, vamos a elecciones adelantadas de la Asamblea Nacional”, agregó.

La actual AN que quedó en manos de la coalición Mesa de Unidad Democrática tras una histórica victoria electoral en 2015, y su período de cinco años culminará recién en diciembre de 2020.

La crisis institucional que vive el país llegó este lunes a España, donde la Policía registró las oficinas en Madrid del exembajador de España en Venezuela, Raúl Morodo, en el marco de una investigación relacionada con el expolio a la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Según El País, se detuvo a cuatro personas, entre ellas Alejo Morodo, hijo de Raúl, quienes colaboraron en el esquema ilícito. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: