Venezolanos pierden poder adquisitivo pese a alza salarial

- 16 de octubre de 2019 - 20:07
Ciudadanos compran en un supermercado en Caracas. La inflación de septiembre se ubicó en 23,5% y la acumulada (de enero a septiembre) en 3.326%, según la Asamblea Nacional.
EFE

El gobierno incrementó el salario mínimo de 40.000 a 150.000 bolívares, que en divisa supone pasar de los $ 2 a $ 7,60 por mes, que no les alcanza para los productos básicos. Solo 250 gramos de queso cuestan 58.000 bolívares.

El Gobierno de Venezuela en disputa, de Nicolás Maduro,  aumentó el salario mínimo de los sectores público y privado el 375%, luego de cinco meses sin una actualización y en medio de una fuerte crisis económica.

Sin embargo, expertos explicaron que este aumento -establecido en 300.000 bolívares soberanos, de los cuales 150.000 corresponden al salario mínimo y 150.000 al bono de alimentación, no resolverá el problema del poder adquisitivo de los venezolanos.

El anuncio se realizó a través de un miembro de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Francisco Torrealba.

En su cuenta de Twitter, Torrealba indicó que el sueldo pasó de 40.000 bolívares -$ 2 al tipo de cambio oficial del momento-, a 150.000 bolívares, que equivalen a $ 7,6. Mientras que el bono alimentación de 25.000 bolívares ($ 1,2) a 150.000 bolívares ($ 7,6).

Qué pueden comprar
Entre los cinco productos de primera necesidad que se pueden comprar con el nuevo salario mínimo mensual de un trabajador (150.000 bolívares) se encuentra el arroz, el cual tiene un precio de 21.000 bolívares el kilo, aunque hay establecimientos que ya lo tenían por encima de los 40.000 bolívares, y un kilo de harina de maíz, que está en 24.500 bolívares.

Si hablamos de productos avícolas, el picadillo de pollo está en 48.500 bolívares, mientras que el medio cartón de huevo cuesta 40.000 bolívares.

Con lo que resta del salario, el venezolano podrá comprar solo 250 gramos de queso duro, el cual se ubica en 58.000 bolívares.

En consecuencia, los 150.000 bolívares se convierten en sal y agua en las manos del ciudadano.

Con este monto ni imaginar para cubrir las necesidades básicas, como vestido, vivienda y menos un momento de esparcimiento.

Por el alto costo y la escasez de productos básicos, algunos venezolanos viajan constantemente al menos 12 horas desde Caracas, la capital del país, hasta Cúcuta, en Colombia, para adquirir alimentos, medicinas y artículos de higiene personal.

El sueldo básico sirve como base de la escala salarial en la administración pública en el país, por lo que afecta directamente a tres millones de trabajadores y otros cuatro millones de pensionados venezolanos.

“Esta no es la solución de fondo de nada”, indicó Cipriano Heredia, analista venezolano y miembro del partido Voluntad Popular. “No va a resolver el problema del poder adquisitivo del venezolano”, agregó.

Henkel García, economista venezolano, por su parte, aseguró que el aumento salarial tendrá un mínimo impacto en la nómina de las empresas privadas del país.

El economista indicó que  hace tiempo el sector privado dejó de tener de referencial la escala salarial para el pago de su nómina. “Por allí no habrá un gran impacto”, afirmó en un tuit.

La medida también generó críticas entre los diputados de oposición y los dirigentes sindicales. Aseguraron que de nada sirve ajustar el salario mínimo si aún suben los índices inflacionarios en el país.

El titular de la Asamblea Nacional y autoproclamado presidente interino del país, Juan Guaidó, reaccionó e indicó que el oficialismo “se sigue burlando del pueblo trabajador”. “Anuncian otro aumento de salario que evidencia su fracaso económico, tenemos el salario más bajo del continente”, indicó el líder opositor en un tuit.

Según la opositora Asamblea Nacional, la inflación de septiembre era el 23,5% y la acumulada (de enero a septiembre) el 3.326%.

Venezuela se encuentra en medio de una crisis política sin precedentes, con un régimen de Maduro que es considerado ilegítimo por gran parte de la comunidad internacional, que reconoce a Guaidó como presidente. 

En este contexto se estima que casi cuatro millones de personas abandonaron el país en los últimos años. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: