Vaticano se opone al "bautismo" y expresiones religiosas en la mafia

La Iglesia Católica rechaza que los rituales criminales usen alegorías religiosas.
14 de mayo de 2021 08:12

El juez Giuseppe Pignatone, presidente del Tribunal del Vaticano, advirtió que no consienten las "manifestaciones de aparente religiosidad" en las mafias, como llamar "bautismo" a los rituales de iniciación criminal o abrir y cerrar los 'pizzini' (mensajes mafiosos) con frases como "se haga la voluntad de Dios" o "en nombre de Cristo" y dar después "la orden de asesinar a alguien".

Pignatone se pronunció al respecto durante la presentación del primer informe sobre el Departamento para la defensa de la legalidad de la Pontificia Accademia Mariana Internationalis (Pami) en el Museo de la Civilización de Roma, que han sido recogidas por Vatican News.

El Papa instituyó este departamento de estudios legales precisamente para liberar la figura de la Virgen de su uso por parte de las mafias.

Pignatone ha hecho un análisis de la intromisión de los jefes de los clanes criminales en las manifestaciones populares, por ejemplo en las procesiones con motivo de las fiestas del patrón de la ciudad o el pueblo "para adueñarse" de ellos. En este sentido, ha denunciado actos de religiosidad distorsionada como las reverencias de las estatuas de María frente a las casas de los jefes de las mafias durante las procesiones religiosas.

El magistrado, con un amplio currículum judicial en casos de mafia, a quien el Papa puso al frente tribunal del Vaticano en octubre de 2019, recordó cuando la policía encontró en casa Bernardo Provenzano, máximo dirigente de la Cosa Nostra siciliana, cerca de 170 figuras de santos así como una Biblia que usaba para esconder un lenguaje cifrado.

Para Pignatone, son "manifestaciones de aparente religiosidad" que funcionan como "superestructuras permanentes para disfrazar la verdadera esencia" de la mafia.

Por su parte, el presidente del Departamento para la defensa de la legalidad de la PAMI, el sacerdote Stefano Cecchin, señaló que la Iglesia debe esforzarse por mantener "abierto y vivo" este proceso. En declaraciones a Europa Press, ha instado a romper de una vez por todas el colonialismo cultural mafioso.

En palabras de su director, Gian Matteo Roggio, el sistema mafioso impone una cultura que suprime todo lo que no es como él y se presenta "como una experiencia religiosa" que sustituye "la figura de la Virgen María -ligada a la justicia, a la honestidad y a la solidaridad- con otra María no cristiana". "Se presenta como una experiencia espiritual para todos sus miembros, que son 'salvados' de una vida insignificante, llena de fatigas y sufrimiento. Los mafiosos les ofrecen una salvación en términos de dinero y protección", explicó Roggio a Europa Press.

Hasta ahora, la labor fundamental de este departamento ha sido la divulgación y el encuentro. En enero se pusieron en marcha cursos de formación gratuita impartidos de forma virtual por especialistas que, tal y como señala Roggio, "saben realmente lo que implican los fenómenos criminales y mafiosos" que llevan consigo una "deformación ideológica" y una "comunicación profundamente enferma".

"Ayudamos a tener un conocimiento recto de la figura cristiana de María para evitar instrumentalizaciones y manipulaciones del Evangelio", concluye Roggio.

Contenido externo patrocinado