El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.27/Nov/2021

Mundo

Tendencias
Historias relacionadas

La variante africana provendría de un paciente con VIH

La variante B.1.1.529 fue detectado en Botsuana, actualmente se reprodujo en África
25 de noviembre de 2021 18:48

En Sudáfrica varios científicos y autoridades sanitarias identificaron este jueves 25 de noviembre de 2021 una nueva variante del coronavirus,  conocida como B.1.1.529. Esta variante presenta más de treinta mutaciones en la “proteína de pico”, según datos expuestos por el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Sudáfrica. Aunque no es confirmado, se cree que se produjo por la infección crónica en una persona con un sistema inmunológico debilitado, probablemente de un paciente con VIH /SIDA no diagnosticado.

Según el Director del Instituto de Genética del University College London (UCL), Francois Balloux,  la nueva variante es producto de un estallido  del virus, por parte de una persona que acumuló el coronavirus y este pudo haber evolucionado dentro de su organismo. Las  personas que poseen su sistema inmune debilitado pueden durar meses infectados con covid-19.

Los primeros casos de esta nueva variante surgieron en Botsuana el 11 de noviembre, en Sudáfrica se registró tres días después. El descubrimiento de la B.1.1.529  fue el resultado de un estudio en el cual recogieron muestras entre el 14 y 16 de noviembre por una alza de contagios detectada en Johannesburgo y Pretoria.  Según la OMS  el virus tiene más capacidad de transmisibilidad y puede evadir la inmunidad.

Las mutaciones en la proteína de pico dificulta la efectividad de las vacunas, por que las células inmunes se debilitan y atacan con menos intensidad al patógeno. En promedio la población de Sudáfrica se ha vacunado  apenas el 28% y la segunda dosis el 23%. Hasta el momento 11 países de África han pasado por la cuarta ola de contagios, problema causado por la falta de vacunación en el continente.

En Hong Kong también se registró un caso del B.1.1.529, proveniente de un hombre de 36 años  que viajó a Sudáfrica.  Los científicos seguirán en observación de la nueva cepa. Actualmente los síntomas son desconocidos.

Contenido externo patrocinado