Grad-CoV2, una vacuna toda italiana

- 31 de agosto de 2020 - 00:00
Ilustración: Carlos Almeida

La vacuna “made in Italy” contra el Covid-19 ha dado sus primeros pasos. Su primera fase partió este lunes 24 con la inoculación de la primera voluntaria -de 50 años- que forma parte de un grupo de 90 personas, seleccionadas entre 5 mil candidatos, que anteriormente habían dado su disponibilidad.

Concluida la primera fase, seguirán inmediatamente la segunda y tercera experimentación, que muy probablemente se efectuará en un país de América Latina, donde el virus se encuentra en pleno crecimiento (se habla de Brasil y México) .

Ciencia y capital enteramente italianos

La vacuna Grad-CoV2 nace gracias a un acuerdo sellado a marzo entre la Región del Lazio, en la persona de su presidente, Nicola Zingaretti, el Ministerio de la Universidad y Recerca Científica, con su ministro Gaetano Manfredi, y el Consejo Nacional de la Recerca y el IRCCS Spallanzani, bajo la aprobación del Ministerio de Salud en la persona del Ministro Roberto Speranza.

Para el logro de este objetivo fueron puestos a disposición 8 millones de euros, 5 de los cuales están enteramente a cargo de la Región del Lazio y 3 millones por el Ministerio de la Universidad y Recerca Científica. La producción la realiza la sociedad biotecnológica italiana ReiThera, de Castel Romano.

El Director Sanitario del Instituto Spallanzani de Roma, Francesco Vaia, explica que a los sucesivos dos voluntarios que serán inoculados en pocos días, se les suministrará una dosis más alta, siempre y cuando, la primera voluntaria no presente síntomas adversos.

Hay que destacar que la mitad de los 90 voluntarios tienen entre 18 y 60 años, la otra mitad va de los 65 a los 85 años. Todos ellos serán seguidos en grupos, y en 24 semanas se culminará con las inoculaciones, tiempo previsto para esta primera fase.

Jugar sobre los tiempos y reducir  la experimentación no es útil, enfatiza Vaia, “y si todo marcha como previsto con los tiempos, consideramos que la vacuna será producida en primavera”. (marzo 2021)

Un bien comun

“La inteligencia y la recerca de nuestro País están al servicio para derrotar al Covid”, dijo el ministro de Salud al inaugurar esta fase de experimentación. De su parte el Presidente de la Region Lazio, Zingaretti, asegura que “la vacuna italiana será pública y a disposición de todos quienes tengan necesidad. Creemos mucho en la vacuna como bien común”, acotó.

Al definir la vacuna en su primera fase como un logro conjunto, el director Científico del Instituo Spallanzani, Giuseppe Ippolito, subrayó que “Italia con esta vacuna entra de protagonista en la guerra de las vacunas, no por llegar primera sino para llegar mejor y poner al país en un sistema de paridad, porque tener una vacuna italiana significa no ser esclavos de otros países que obviamente dirán, yo primero”. Enfatizó en el hecho que este trabajo de investigación y recerca científica es un protocolo complejo y escrupuloso, que garantiza la máxima seguridad.

Seguridad y tolerabilidad, objetivos centrales

Previo a esta primera fase, la vacuna Grad-CoV2  ha superado los test preclínicos, in vitro, y experimento con ratones de laboratorio, dando como resultado una fuerte respuesta inmunitaria y un buen perfil de seguridad.

ReiThera explica que el principal objetivo del estudio de esta primera fase es evaluar la seguridad y tolerabilidad de la vacuna y seleccionar una dosis de la misma para nuevas investigaciones en las siguientes fases. El objetivo secundario es evaluar la capacidad de la vacuna en dar respuestas inmunitarias -anticuerpos- contra el nuevo coronavirus. Sars-CoV-2 en los voluntarios. En la mitad del cuarto trimestre del 2020 están previstos análisis provisorios de seguridad e inmunogenicidad que guiarán la selección de la dosis para los estudios de las fases 2 y 3. Un estudio internacional más amplio y con el mismo objetivo, se realizará a finales del 2020 en los países en los que el coronavirus está aún muy activo.

Ante la atención mediática por la vacuna experimental, la primera voluntaria se manifestó emocionada y orgullosa y dijo confiar en la ciencia italiana. “Me he postulado como candidata porque debo viajar al exterior por trabajo. Espero que con esta decisión yo pueda ser útil a nuestro país y que mi disponibilidad pueda servir de ayuda para salvar vidas”. A modo de llamado de atención pidió que las personas sean siempre más responsables para “no ponerse en riesgo a sí mismos y a los otros”.

Después de estar en observación en el Instituto por algunas horas, regreso a casa. Ella será monitoreada por las próximas 12 semanas. Al momento está bien, no presenta ningún síntoma. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP