R. Unido: cadena perpetua para culpables de crimen racista hace 18 años

04 de enero de 2012 - 11:00

Los dos hombres declarados culpables por matar a puñaladas hace 18 años a un joven de raza negra, Stephen Lawrence, fueron condenados hoy a cadena perpetua con penas mínimas de 14 años y 3 meses y 15 años y 2 meses.

Un juez del tribunal penal de Old Bailey de Londres declaró el martes culpables a Gary Dobson, de 36 años, y a David Norris, de 35, de haber asesinado a Lawrence, de 18 años, el 22 de abril de 1993, un crimen que conmocionó entonces al Reino Unido y despertó la conciencia sobre el racismo en este país.

Lawrence falleció tras ser apuñalado por un grupo de chicos blancos que le increparon a él y a un amigo suyo -Dwayne Brooks- mientras esperaban el autobús en Eltham (sur de Londres).

Aunque su amigo logró huir, Lawrence fue alcanzado, apuñalado y abandonado en el suelo.

Pese a que entonces cinco de los sospechosos fueron detenidos, nadie resultó condenado debido a una serie de errores policiales que provocaron la indignación de la comunidad negra y cuestionaron el papel de Scotland Yard, acusado de racismo institucional.

El juez Maurice Treacy, que consideró que el delito no obedeció a ningún otro motivo que el "odio racial", determinó hoy una pena mínima de 15 años y 2 meses en la cárcel para Dobson y un mínimo de 14 años y 3 meses para Norris. Los dos eran menores de edad cuando cometieron el asesinato.

La condena fue posible gracias a una revisión del caso llevada a cabo en 2007 en base a nuevas pruebas forenses, que descubrieron sangre y un pelo de la víctima en las ropas de los sospechosos detenidos en 1993.

Los científicos recuperaron ese material empleando técnicas que no existían hace 18 años.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP