Ecuador, 31 de Mayo de 2023
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Una enfermera de un hospital de Inglaterra fue acusada de matar a 7 bebés

Una enfermera de un hospital de Inglaterra fue acusada de matar a 7 bebés
Una enfermera de un hospital de Inglaterra fue acusada de matar a 7 bebés
Foto: Web
22 de marzo de 2023 - 16:32 - Redacción Web

Lucy Letby, de 33 años, presuntamente  asesinó, durante todo un año, a varios bebés  mientras trabajaba en la sala neonatal de un hospital en Inglaterra. La enfermera es acusada de matar a los bebés inyectándoles aire en el torrente sanguíneo o dándoles insulina.

La unidad hospitalaria está dividida en cuatro salas: cuidados intensivos en la guardería uno, atención de alta dependencia en la guardería dos y las guarderías externas en las tres y cuatro para bebés que se preparan para ir a casa.

Cuando pidieron a Lucy que trabajará en una de las guarderías externas, ella discutió con su colega porque no quería ser transferida ni trabajar en turnos.

En el juicio, la enfermera principal Kathryn Percival comentó al Tribunal sobre Lucy: “Dijo que era aburrido y que no quería alimentar a los bebés. Quería estar en cuidados intensivos”. “Estábamos preocupados por la salud mental de Lucy porque puede ser molesto emocionalmente y, a veces, es muy agotador al final de un turno debido al estrés de la situación”.

Aparentemente Letby asesinó a siete bebés e intentó matar a otros diez entre junio de 2015 a junio de 2016.

Las alarmas saltaron cuando consultores del hospital notaron un sospechoso aumento en el número de bebés que morían o sufrían colapsos catastróficos.

Los casos

En uno de los casos los fiscales dicen que Letby intentó matar a una niña prematura al menos tres veces, antes de que lograra el cometido. Luego, presuntamente, envío una tarjeta de pésame a los padres de la bebé.

En otro de los casos, la madre de un recién nacido declaró que llamaron a su casa en la madrugada y pidieron que vaya al hospital de inmediato.  A su llegada vio a Letby junto con otros médicos tratar de resucitar a su hija.

Poco después la niña fue declarada muerta. Sus padres fueron trasladados a una habitación privada y acordaron bañar el cuerpo de su hija. Su madre dijo: “Lucy trajo el baño. Dijo que podía entrar y tomar algunas fotos que podíamos conservar. Mientras la bañábamos, Lucy volvió a entrar. Sonreía y no dejaba de hablar sobre cómo estuvo presente en el primer baño y cómo le había encantado”.

Su juicio comenzó en octubre de 2022 y todavía continúa. Letby niega haber cometido los crímenes.

Contenido externo patrocinado