Un hombre de 60 años se suicidó en un jardín de infantes frente a una docena de niños

16 de mayo de 2013 18:41

Una docena de niños fue testigo de una situación espeluznante. Un hombre de unos sesenta años se suicidó con una escopeta recortada delante de ellos, en la entrada del jardín de infantes al que asisten en París.

El hombre se suicidó cerca del mediodía con un fusil de cañón recortado en la entrada del plantel, situado en un barrio acomodado de la capital francesa, informaron fuentes policiales.

Varios niños y un adulto, que justo salían del establecimiento fueron testigos directos de la situación.

Según el rector de París, François Weil, el hombre “entró por la fuerza”, pese a que dos adultos habían tratado de impedir su ingreso.

Con una escopeta de cañón recortado y unos papeles en las manos, el hombre, sumamente agitado, se separó de las dos personas que trataban de controlarlo y luego puso el arma bajo su mandíbula y disparó, muriendo en el acto. El tiro le voló una parte de la cabeza.

Fuentes cercanas a la investigación indicaron que el hombre no entró en la escuela por la puerta principal, sino por un edificio aledaño desde el que accedió al lobby del establecimiento. AFP