Las sanciones de EE.UU. causan incertidumbre en Irán

- 08 de agosto de 2018 - 00:00
Foto: AFP

El gobierno de Donald Trump restableció las medidas punitivas contra el país persa, suspendidas en 2015. El presidente iraní acusó a Washington de “lanzar una guerra psicológica”.

Los iraníes se despertaron ayer con la preocupación e incertidumbre de qué sucederá ahora luego de que Estados Unidos restableció las sanciones del acuerdo nuclear de Irán, suspendidas en 2015. 

En las calles de Teherán un grupo intentaba descifrar los tuits del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que van desde amenazas hasta exigencias de “paz mundial”. No obstante, los iraníes parecen divididos sobre cómo responder.

La moneda iraní, el rial, perdió la mitad de su valor desde abril por la amenaza de las sanciones.

De acuerdo con The Washington Post, la misma incertidumbre se siente dentro del gobierno teocrático.

El presidente de Irán, Hassan Rohani, acusó a Washington de “querer lanzar una guerra psicológica contra la nación iraní y provocar disensiones” entre los ciudadanos del país.

Irán debe elegir si mantener el acuerdo con las otras potencias firmantes (Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania) o aumentar su enriquecimiento de uranio, una decisión debatida entre simpatizantes y opositores.

La inflación iraní
La carestía, la escasez de productos, la inflación y el aumento del desempleo son las principales preocupaciones de los ciudadanos, cuyo descontento estalló la semana pasada con protestas esporádicas en varias ciudades con gritos de consignas antigubernamentales.

El levantamiento de las sanciones prohíbe a Irán usar dólares estadounidenses, la moneda principal utilizada para las transacciones financieras internacionales y las compras de petróleo.

Además se suspende el comercio de metales y las ventas de automóviles de fabricación iraní. Se revocarán los permisos que permiten la importación de alfombras y alimentos y también se cierran las licencias que permiten a Teherán comprar aviones y piezas de EE.UU. y Europa.

Faride, una mujer que cobra la jubilación de su marido fallecido, explicó que está “bajo mucha presión económica” y que debido a la subida de los precios el dinero que recibe “no da ni para la comida ni para llegar a fin de mes de mi familia”.

El precio de los productos lácteos se incrementó la semana pasada el 32%, mientras que el del pollo alcanzó  $ 2,20 (110.000 riales), frente a $ 1,40 (70.000) de finales de julio.

Mohamad, un dentista de 28 años de Teherán, dijo que ya no consigue ciertos productos y materiales y que de lograrlo es a “un precio mucho más elevado” y con un retraso de dos meses.

“Importamos de Corea del Sur, Japón, Alemania, Francia y Suiza”.

Ante la preocupación de las empresas europeas que mantienen negocios con los persas, Bruselas actualizó ayer su legislación para tranquilizar a los inversores y asegurar que saben  del daño que puedan causar esas sanciones extraterritoriales.

“Si las sanciones de EE.UU. tienen como objetivo regular la conducta de las empresas de la Unión Europea aunque esta no tenga relación con la legislación estadounidense, son ilegítimas e ilegales”, consideran.

El paquete de medidas
Para intentar solucionar los problemas económicos de la población y atenuar el efecto de las sanciones estadounidenses, las autoridades ayer pusieron en marcha un nuevo paquete de medidas, cuyo resultado es por el momento dudoso.

El Ejecutivo anunció que el Banco Central seguirá ofreciendo el dólar al tipo de cambio oficial de 42.000 riales para la importación de alimentos básicos y medicamentos, mientras que los exportadores no petroleros venderán su divisa a importadores de bienes necesarios.

Al mismo tiempo se relajan las medidas que regulan la tasa de cambio del rial, lo que permitirá la reapertura de las casas de cambio, cerradas en su mayoría desde abril tras la imposición oficial.

Sin embargo, ayer las casas de cambio del centro de Teherán permanecieron cerradas y las pocas abiertas no compraban ni vendían divisa, mientras que los compradores ilegales ofrecían 85.000 riales por un dólar.

Empleados de estos establecimientos indicaron que todavía no han recibido las órdenes del Banco Central de cómo actuar. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: