Trump enviará "entre 2.000 y 4.000" militares a la frontera con México

- 05 de abril de 2018 - 16:04
El presidente estadounidense, Donald Trump, se dispone a abordar el helicóptero presidencial en la Casa Blanca, Washington D.C este jueves para participar en un debate sobre la reforma fiscal.
EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo hoy que planea mandar "entre 2.000 y 4.000" militares a la frontera con México, un día después de ordenar a su gobierno que organice el despliegue de reservistas de la Guardia Nacional en la zona limítrofe para combatir la inmigración ilegal.

"Entre 2.000 y 4.000", dijo Trump al ser preguntado por cuántos miembros de la Guardia Nacional enviará a la frontera, y dijo que los mantendrá allí "probablemente" hasta que esté construido el muro.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo que las amenazas y las faltas de respeto nunca se justificarán en la relación con Estados Unidos.

"Se trata de una relación intensa y dinámica (con Estados Unidos), que naturalmente también nos presenta retos. Pero estos desafíos nunca justificarán actitudes amenazantes o faltas de respeto entre nuestros países", dijo Peña Nieto en un mensaje difundido por sus redes sociales.

Por su parte, Trump añadió que "probablemente los mantendremos a todos o a una parte grande de ellos" hasta que el muro esté construido, y dijo que su Gobierno todavía está "viendo" cuánto dinero costará ese despliegue a los estados fronterizos.

La ley estadounidense prohíbe usar a los militares para tareas de seguridad y orden público a nivel nacional, por lo que los miembros de la Guardia Nacional tendrán un papel limitado en la frontera y no podrán dedicarse a detener inmigrantes que lleguen a la zona limítrofe.

Se espera que la Guardia Nacional apoye a los agentes fronterizos en operaciones aéreas para detectar actividades ilegales, así como en labores mecánicas, como reparación de vehículos, además de ofrecer cuidados médicos a los inmigrantes que lo necesiten.

"Lo que haremos será liberar a los agentes fronterizos para que pueden hacer cumplir la ley", indicó hoy la secretaria de Seguridad Nacional, Kristjen Nielsen, en declaraciones a la prensa.

Los gobernadores republicanos de Texas, Arizona y Nuevo México ya han respaldado la iniciativa de Trump, y falta que se posicione California, que por su tamaño y por su claro dominio demócrata se ha erigido en uno de los principales contrapesos a las políticas del presidente, especialmente en materia migratoria.

El Gobierno de Trump ha atribuido la decisión de enviar a los militares al aumento de aprehensiones de indocumentados en la frontera en febrero y marzo de este año, además de a la inacción del Congreso respecto a los intentos de reforma migratoria del presidente.

No obstante, el anuncio llegó poco después de que Trump se enfureciera al enterarse de que una caravana de cientos de inmigrantes centroamericanos recorría México en dirección a EE.UU.. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: