Temer definió las medidas de seguridad en Río

El presidente brasileño decretó la intervención de las Fuerzas Armadas en la ciudad, una decisión inédita en este país desde la restauración de la democracia en 1985.
18 de febrero de 2018 00:00

El presidente brasileño, Michel Temer, viajó ayer a Río de Janeiro para definir las líneas de un nuevo sistema de seguridad para este Estado golpeado por la violencia, en el que el mando de la policía ha pasado al ejército por un decreto firmado el viernes.

Temer llegó a primera hora de la tarde para reunirse con el gobernador Luiz Fernando Pezao, ministros y el general Walter Souza Braga Netto, quien está al frente del control militar y responsable de la seguridad de los Juegos Olímpicos en 2016.

La policía en Brasil está controlada por los gobiernos de cada Estado que componen el país, pero el decreto presidencial, con el título de “intervención federal”, concedió el mando al general Netto, subordinado directo del Presidente, en detrimento de las autoridades de Río.

El decreto ya está en vigor, aunque aún debe ser validado por el Congreso, que ha fijado la votación para mañana. La medida se prolongará hasta el 31 de diciembre.

Inédita desde 1985, cuando finalizó la dictadura militar, esta “medida extrema”, como la definió Temer, se tomó después de una escalada de la violencia durante el carnaval.

Efectivos militares
El gobierno federal ya envió en julio 8.500 refuerzos militares, aunque sin resultados significativos.

El decreto ha suscitado reacciones políticas paralelas entre la oposición.

“La situación en Río es grave, pero debemos permanecer alerta para que estas medidas no estén acompañadas por la represión de los movimientos sociales y la suspensión de los derechos constitucionales”, dijo en Twitter Gleisi Hoffmann, presidenta del Partido de los Trabajadores (PT). (I) 

El presidente Michael Temer emitió el decreto luego de una ola de violencia registrada durante el carnaval.
Foto: AFP
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Tags:

Contenido externo patrocinado