El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.28/Nov/2021

Mundo

Tendencias
Historias relacionadas

Surfistas relatan ataque que sufrieron por un tiburón blanco

El hecho ocurrió en Australia y la mujer sufrió graves heridas en la pierna derecha.
24 de noviembre de 2021 11:38
Chantelle Doyle y Mark Rapley son una pareja de surfistas que sufrieron una terrorífica experiencia en sus vacaciones en Australia, en 2020, cuando fueron atacados por un tiburón blanco. Un año después de la traumática experiencia, aún padecen las consecuencias del ataque.
El surf es una de las actividades más populares que disfrutan los australianos. La pareja aprovechó sus días libres para disfrutar las aguas de Port Macquarie, en Nueva Gales del Sur. Fue un día soleado, a las 9:30, cuando ambos estaban en sus tablas en el  mar y el animal salió de la nada para atacar a Doyle.
Doyle relató su terrible episodio en el programa '60 Minutes'. “Golpeó debajo de mi tabla, mordió mi pierna de inmediato, simplemente golpeó y se aferró a ella”, dijo. Su pareja estaba a 10 metros de distancia y al ver la situación actuó inmediato para intentar rescatarla.
Rapley se acercó a Doyle para salvarla, le dio tantas patadas como pudo (la mayoría las apuntó a la nariz del escualo del tiburón) para que soltara la pierna derecha. Pese a sus esfuerzos, la situación no era fácil: “El tiburón me agarró de la pierna y aunque no fue muy doloroso, sí noté mucha presión”, contó Doyle.
“Era como golpear un muro de ladrillos”, relató. Finalmente, logró que el animal soltará a la mujer. Inmediatamente, se acercaron a tierra para hacerle un torniquete a su pareja. La mordida afectó a los músculos, tendones y huesos de la pierna de Doyle.
De inmediato fue llevada al hospital donde la operaron, tras un diagnóstico donde se determinó que sus arterias resultaron ilesas. A más de un año del ataque del tiburón blanco, la australiana de 35 años aún padece las consecuencias. Doyle dijo: “No puedo mover ni sentir mi pierna derecha y me han expresado que tengo que esperar más de un año a que mis nervios crezcan para saber qué pasa”. 
Los tiburones blancos, tigre y sarda son los que más atacan a surfistas. El tiburón blanco es conocido por detectar sonidos y olores a grandes distancias  para identificar y atacar a su presa.
El problema es que su visión no detecta el color y tienen una muy mala capacidad para distinguir los detalles de un objeto. Su vista es seis veces inferior al de un ser humano, esto es peor en jóvenes tiburones blancos, que representan el riesgo más grande de mordeduras.

Contenido externo patrocinado