El río Bravo es un cementerio de inmigrantes

- 19 de septiembre de 2019 - 00:00
Migrantes centroamericanos cruzan el río Bravo debajo del puente Internacional en la fronteriza Ciudad Juárez.
EFE

Este año murieron 35 personas intentando cruzar por el cauce para sortear la frontera entre México y EE.UU. Una hondureña y su hijo son las víctimas más recientes.

Las autoridades alertan de los peligros que corren los migrantes, al arriesgar sus vidas para pasar por el peligroso río Bravo o Grande, en la frontera entre México y Estados Unidos. Asimismo, de los riesgos que hay al entrar en contacto con organizaciones criminales.

Raúl Ortiz, jefe de la Patrulla Fronteriza Sector Del Río, hizo un llamado a las personas para que realicen un proceso legal: “no queremos alentar a la gente a usar contrabandistas u organizaciones criminales para facilitar su viaje a Estados Unidos. No queremos que pongan sus vidas en peligro”.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, (CBP por sus siglas en inglés) en el año fiscal 2018 se registraron 283 muertes por intentos de cruzar la frontera. Mientras en lo que va de 2019 ya suman 298 fallecimientos; 35 de ellos sucedieron en el río Bravo. 

Las víctimas recientes del río Bravo fueron la hondureña Idalia Herrera y su pequeño hijo Iker. De acuerdo con las autoridades consulares hondureñas, la mujer y su hijo, de un año y nueve meses de edad, intentaban cruzar el río caminado; sin embargo, fueron arrastrados por la corriente, por lo que terminaron ahogados.

La CBP señaló que los hechos ocurrieron durante las primeras horas del pasado 11 de septiembre.

El río Bravo o río Grande, como se le conoce en Estados Unidos, es un largo río del sur de ese país y del norte de México que fluye a lo largo de 3.033 kilómetros y que, de acuerdo con autoridades de Centroamérica -de donde salen la mayoría de migrantes que intentan cruzarlo-, es el que más vidas se lleva.

En los últimos cinco años, según la CBP, más de 1.000 personas  murieron tratando de cruzar las fronteras por diversas rutas ilegales.

En 2019 se registran cifras récord de detención de informales que cruzan el caudal del río Bravo con la intención de llegar a Estados Unidos. Hasta julio del presente año fiscal, dice la entidad, se efectuaron más de 70.000 detenciones de inmigrantes, en su mayoría, unidades familiares.

Allen Vowell, agente del CBP del Sector Del Río (Texas) le dijo a VOA Noticias que, en esa área, “se han aprehendido personas de más de 50 países de todo el mundo. África, América del Sur, Centroamérica. Hemos visto haitianos, cubanos, hondureños, aunque la mayoría son guatemaltecos”.

Incluso, aclaró que desde febrero se incrementó el flujo de personas y, desde entonces, “no ha parado”.

Julia es una inmigrante que logró la peligrosa hazaña. Ella le contó a VOA que cuando cruzaba el río su hija lloraba. El agua le había llegado hasta el pecho. Entonces los soldados del otro lado nos dijeron: “Ven, danos tus manos” y las rescataron.

EE.UU. acoge a 50,7 millones de migrantes del mundo

Según estimaciones presentadas este martes por Naciones Unidas, el número de aventureros subió en todo el mundo, con un total de 272 millones de personas que residen fuera de sus países de nacimiento, frente a los 221 millones que había en 2010.

Hoy en día, los migrantes representan el 3,5% del total de la población mundial, frente al 2,8% que suponían en el año 2000, según se desprende de los datos de la ONU, que se basan en estadísticas nacionales, censos y otros estudios.

Como región, Europa sigue siendo el lugar que acoge a más migrantes, con 82 millones, pero aproximadamente la mitad de ellos son personas procedentes de otros países del continente.

Le sigue Norteamérica, con cerca de 59 millones y cada vez más cerca aparecen zonas como el norte de África y Oriente Medio, donde el número de ilegales está creciendo más rápidamente en los últimos años.

A nivel de países, Estados Unidos acoge con una marcada diferencia la mayor población migrante, con un total de 50,7 millones de ciudadanos nacidos fuera del país,  por encima de Alemania y Arabia Saudí (13,1 millones cada uno).

La mayor parte de ellos, según la ONU, son personas en edad de trabajar. (I)        

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: