Reino Unido libera a miles de sospechosos por crímenes violentos

31 de marzo de 2018 00:00

Miles de sospechosos investigados por supuestos delitos sexuales y actos violentos han sido liberados sin condiciones en el Reino Unido, informó la cadena BBC.

En un periodo de tres meses, doce fuerzas del orden del país liberaron a más de 2.000 sospechosos de violación, asesinato u otros actos violentos, a raíz de la introducción de un máximo de 28 días para la aplicación de la libertad condicional.

Las medidas, indica la BBC, fueron aplicadas para evitar que las fuerzas del orden extiendan continua e indiscriminadamente la libertad condicional sin resolver la situación de los sospechosos de esos delitos.

“La libertad condicional solo debería ser utilizada cuando sea “necesaria” y de manera “proporcionada” y debe tener un límite de 28 días. La extensión de ese tiempo a tres meses debe ser autorizada por un alto agente policial y si el periodo es aún mucho más largo tendrá que recibir el visto bueno de un tribunal” citaron agencias internacionales.

Entre los sospechosos liberados sin cargos o condiciones figuran 1.692 arrestados por delitos violentos, 768 por supuesta violación y 31 interrogados por presunto asesinato. La libertad condicional la aplica la Policía sobre un sospechoso mientras continúa la investigación antes de presentarle cargos.

El organismo supervisor de las fuerzas del orden, el llamado Inspector de la Policía, indicó que esta situación puede poner en peligro a víctimas vulnerables, mientras que el organismo Women’s Aid, que ayuda a mujeres maltratadas, calificó las cifras de “alarmantes” porque pueden tener un “impacto negativo” en la protección y seguridad de personas víctimas del maltrato doméstico.

Por su parte, la asociación Women’s Aid, la cual ayuda a mujeres maltratadas, calificó las cifras como ‘alarmantes’ porque pueden tener un ‘impacto negativo’ en la protección y seguridad de personas víctimas del maltrato doméstico. “Necesitamos tener certeza de que la Policía aplica las condiciones de libertad condicional en los casos de abusos en el hogar”, añadió una portavoz de la institución internacional. (I)

Una mujer entra al Hospital de Calais. A la derecha se observa el logo del Servicio de Sanidad británico (NHS).
Foto: EFE
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado