Primera dama de Costa Rica, entre los 50 más influyentes

- 25 de mayo de 2019 - 00:00
La líder del proyecto Claudia Dobles

La revista “Fortune” la considera como la única latina de su lista. Obtuvo el puesto 15 por liderar el proyecto de descarbonización de 2018-2050 intención que promueve como un proyecto sostenible. Niega aspirar a la presidencia.

Claudia Dobles, esposa del presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado es considerada más influyente que el primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar; o que la pareja formada por el príncipe Harry y Meghan Markle.
En mayo, la revista estadounidense Fortune la situó en el puesto número 15 de su lista de los 50 líderes más importantes del planeta.

La publicación destaca su ambicioso plan de “descarbonizar” Costa Rica antes de 2050 y revolucionar su transporte apostando por un modelo eléctrico libre de carbono.

Todo esto, en un país con casi 5 millones de habitantes que ya es considerado referente mundial por muchas de sus políticas e hitos medioambientales.

Dobles, de 38 años, es arquitecta y urbanista y pisa fuerte desde que su marido ganó las elecciones. A diferencia de otras naciones, ella no pretende tener un rol simbólico que caracteriza a muchas primeras damas.

Su postura le vale críticas e incluso recelo. Sus opositores creen que su liderazgo esconde la idea de suceder a su esposo en la presidencia cuando su mandato termine en 2022.

Sin embargo, durante una entrevista con la BBC, Dobles indicó que los proyectos en los que trabaja van a trascender a este gobierno. “Son procesos a largo plazo que no le corresponden a una administración, ni a dos ni a tres”.
En cuanto al reconocimiento de la revista estadounidense indicó que recién se enteró cuando vio la publicación.
“Fue un agrado, una sorpresa que tomamos con mucha responsabilidad”, especifica la primera dama.

Destacó que lo asume como un reconocimiento al país por sus transformaciones para enfrentar la Cuarta Revolución Industrial.

La descarbonización de 2050
El Plan Nacional de Descarbonización que se lanzó en febrero es un plan de acción integral que entiende que la descarbonización está ligada a la economía y que es un proceso complejo.

Se centra en dos grandes áreas. La primera es todo el tema de transporte, donde el despacho de la primera dama está colaborando más activamente. Y la otra es el sector agroalimentario, en el sentido de cómo aportar financiamiento para generar tecnología que pueda bajar las emisiones de carbono de ese sector.

En cuanto al sistema de transporte Costa Rica aún tiene “nota roja” por su huella de carbono, pero en un contexto muy favorable.

La matriz eléctrica es casi 100% limpia, así que poseen una ventaja que muchos otros países no tienen.
Algunas naciones hacen un cambio de la flota vehicular de combustibles fósiles a energía eléctrica, pero si la matriz no es limpia, realmente se cierra el círculo.

El transporte público siempre generará retos, porque siempre está evolucionando. En América Latina se hacen avances importantes en mejorar, por ejemplo el cambio de flota vehicular convencional a la de energías limpias como ocurre en Chile.

Dobles remarcó que su proyecto es financiado a través de las alianzas público-privadas. El Estado aporta un porcentaje menor y el sector privado un porcentaje mayor del total de la inversión.

Hoy se enfocan en el modelo más conveniente porque el Estado tiene un problema de liquidez. Por otra parte, para resultar atractivos hacia esa inversión privada, el gobierno está generando estudios de factibilidad robustos y sólidos para invertir. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: