Preso intenta fugarse de prisión en Brasil disfrazado de su hija

- 05 de agosto de 2019 - 08:46
Las autoridades han divulgado fotos del delincuente con peluca negra, máscara de silicona, pantalón vaquero ajustado y otras prendas femeninas.
Foto: Secretaría de Administración Penitenciaria de Brasil

Clauvino da Silva alias "Baixinho", uno de los líderes de una pandilla de narcotraficantes brasileña, intentó fugarse de la prisión Gabriel Ferreira Castilho conocida como "Bangu 3", en Río de Janeiro, vestido de mujer, informa el diario O Globo.

El sujeto fue descubierto por agentes penitenciarios al llegar a la puerta principal de la cárcel disfrazado con una máscara, peluca, ropa de mujer y lentes. La intención del criminal, según información de la Secretaría de Administración Penitenciaria (Seap), era abandonar la unidad haciéndose pasar por su hija, Ana Gabriele Leandro da Silva, de 19 años, la única que lo visitaba el sábado 3 de agosto del 2019

Los visitantes, al ingresar al centro penitenciario, dejan su tarjeta de visita. El documento se devuelve al salir. Cuando Clauvino da Silva pretendía dejar la cárcel llevaba consigo la billetera de su hija. La joven permanecía en el interior de la cárcel. 

Los oficiales de la prisión creen que después de la fuga de su padre, Ana Gabriele intentaría salir del centro penitenciario alegando que faltaba su documento.

La Seap sospecha la participación de otros visitantes, entre ellos una mujer embarazada, de quien se sospecha ingresó con la máscara usada por el traficante y que pasó los controles, puesto que no se registra a las mujeres en su estado al entrar a la cárcel.

Ana Gabriele Leandro da Silva es ahora procesada por el delito de facilitación de escape, que se castiga con una pena de seis meses a dos años de prisión.

El traficante, según Seap, fue puesto en aislamiento y enfrentará sanciones disciplinarias. No será penalmente responsable por el episodio, ya que solo sería un delito bajo el Código Penal si el intento de fuga hubiera ocurrido con el uso de la violencia.

En el proceso administrativo, el criminal puede ser castigado por mala conducta menor, mediana o grave. La sanción tiene consecuencias en la concesión de beneficios al preso, como progresión del régimen.

También conocido como "Ronca", Clauvino guardaba prisión en la galería que alberga a los jefes de la facción criminal más grande de Río. Cumple una sentencia de 73 años y 10 meses de prisión.

Este criminal ya había logrado fugar antes. Fue uno de los 31 prisioneros que huyeron del Instituto Penal Vicente Piragibe, en febrero de 2013. Pero pasó poco tiempo en las calles. El mes después de la fuga, Clauvino fue arrestado junto a otros tres cómplices. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP