Presidente del Consejo Constitucional de Francia defendió la inmigración legal

02 de mayo de 2011 00:00

El presidente del Consejo Constitucional de Francia, Jean-Louis Debré, defendió ayer la necesidad de la inmigración legal.

En una entrevista concedida a radio J, la autoridad dijo que Francia siempre fue una tierra de acogida, de asilo, “es nuestra tradición, nuestro honor”, expresó. Días atrás, el ministro del Interior Claude Gueant anunció su intención de reducir la inmigración legal de 200 mil a 180 mil personas por año.

Según el titular, 24 por ciento de los extranjeros que está en este país no tiene trabajo, tres veces más que la tasa de desempleo.

El propósito de Gueant fue apoyado por su par de Trabajo, Xavier Bertrand, quien pretende acortar la lista de empleos que autoriza recurrir a mano de obra foránea, lo cual causó una reacción de protesta de líderes sindicales.

François Chéreque, secretario General de la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT), dijo que era una forma enmascarada de hacer un discurso contra la inmigración. El dirigente sindical señaló que el éxodo en materia laboral es de unas 22 mil personas y hay 150 mil puestos vacantes.