Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 4321

Por primera vez, EE.UU. se abstuvo de apoyar su embargo a Cuba en la ONU

- 26 de octubre de 2016 - 10:42
Se trata de la vigesimoquinta vez en que la Asamblea General aprueba la resolución presentada por Cuba. Hasta ahora, Estados Unidos siempre había votado en contra del texto, a veces secundado por Israel.
Foto: Naciones Unidas

La Asamblea General de la ONU adoptó este miércoles una resolución que insta a poner fin al embargo estadounidense contra Cuba, votación en la que Washington se abstuvo por primera vez.

Se trató de la vigesimoquinta vez en que la Asamblea General aprueba la resolución presentada por Cuba, en esta ocasión con el voto a favor de 191 de los 193 países que la integran. Israel también se abstuvo.

"Estados Unidos siempre ha votado contra esta resolución. Hoy Estados Unidos se abstendrá", había anunciado poco antes la embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Powers.

Durante décadas, la ONU condenó anualmente el embargo a Cuba, con el voto contrario de Washington.

Power subrayó que "la política estadounidense de aislamiento a Cuba no ha funcionado (...) En lugar de aislar a Cuba (...) nuestra política ha aislado a Estados Unidos, incluso aquí, en la ONU".

Esta abstención estadounidense "no quiere decir que Estados Unidos esté de acuerdo con todas las políticas y todas las prácticas del gobierno cubano", señaló Power.

"Estamos muy preocupados por las graves violaciones de los derechos humanos que sigue cometiendo el gobierno cubano impunemente contra su propio pueblo", añadió.

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, consideró la abstención de Cuba como un paso positivo para el futuro del mejoramiento de las relaciones bilaterales.

Sin embargo, reiteró que en la práctica el cerco sigue impactando a la sociedad de la isla, y que por tanto urgen acciones concretas para eliminarlo.

El proyecto de resolución de este año acoge "con beneplácito" los avances en las relaciones entre los Gobiernos de estos países y la visita que el presidente estadounidense, Barack Obama, realizó a la isla en marzo, además de los reiterados llamados del ejecutivo al Congreso para que elimine la sanción.

Sin embargo, el texto sostiene que la medida sigue vigente con graves efectos sobre la población cubana y los cubanos residentes en otros países.

El año pasado, la resolución fue aprobada por una votación récord: de los 193 Estados miembros de la ONU, sólo Estados Unidos e Israel votaron en contra y el resto, a favor.

Demandan fin de bloqueo

A nombre del Grupo de los 77 más China, Tailandia manifestó preocupación por la continuidad del bloqueo y sus afectaciones al desarrollo socio-económico de la isla.

El bloque que reúne a 134 de los 193 Estados miembros de la ONU celebró el acercamiento entre La Habana y Washington y las medidas ejecutivas del presidente Barack Obama para modificar el bloqueo, pero advirtió que falta mucho por hacer para su eliminación.

Asimismo, señaló que el cerco contraviene los propósito y principios de la Carta de Naciones Unidas.

El G-77 más China destacó la asistencia humanitaria desplegada durante décadas por Cuba, en particular el aporte de sus médicos en muchas partes del mundo.

"La ayuda de la isla a la comunidad internacional pudiera ser mayor sin la aplicación del bloqueo", afirmó Tailandia en la plenaria de la Asamblea General, donde se espera un nuevo y contundente rechazo universal a las sanciones unilaterales de Estados Unidos.

Por su parte, Venezuela reiteró en representación del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) la firme oposición de sus 120 integrantes al cerco.

"Se trata de una medida violatoria del Derecho Internacional, la Carta de la ONU y del derecho de Cuba a tener relaciones normales con el mundo", subrayó.

A nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), República Dominicana llamó a Washington a poner fin al bloqueo, al cual calificó de principal e innegable obstáculo para el desarrollo de la mayor de las Antillas.

La organización regional de 34 naciones lamentó los injustificables daños causados por la medida y fustigó las acciones extraterritoriales y la persecución financiera que componen el bloqueo.

En su intervención, República Dominicana insistió en la declaración de América Latina y el Caribe como una zona de paz y en el impacto del bloqueo en esa decisión.

También la Comunidad del Caribe (Caricom), en voz de Jamaica, expresó su desacuerdo con las sanciones dirigidas a provocar cambios políticos en Cuba.

Pese a más de medio siglo de aplicación, Estados Unidos no ha logrado esos cambios, y solo ha provocado afectaciones a la población, precisó el mecanismo de cooperación regional formado por 15 países.

Por los Estados africanos se pronunció en el foro Níger, que consideró la discusión del tema una prioridad para el continente.

"Hemos debatido por más de dos décadas el asunto del bloqueo norteamericano en la Asamblea General, pero el abrumador apoyo al fin del mismo sigue sin ser escuchado", alertó.

Según el bloque africano, Washington debería aprovechar el acercamiento a la isla para levantar de una vez las sanciones y detener los daños a la población cubana y al desarrollo del país.

En la plenaria de la Asamblea intervinieron además organizaciones que representan a Estados del Sudeste de Asia, el mundo islámico y otras partes del planeta, así como varios gobiernos en su capacidad nacional, entre ellos Rusia, China, Venezuela, Bolivia, México, India y Vietnam. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: