La policía detiene a una madre española acusada de secuestrar a su hija

- 13 de mayo de 2019 - 00:00
María Sevilla (segunda de la derecha) y Patricia González (cuarta), con miembros del movimiento Podemos en el Senado.español.
Foto: Tomada de Twitter

La policía española detuvo en las afueras de La Cabrera (Madrid) a Patricia González, una madre que retuvo a su hija de 10 años desde febrero de 2017.

La progenitora alegaba que el padre abusaba sexualmente de la pequeña, pero las denuncias que puso fueron archivadas.

La madre desescolarizó a la niña y se la llevó a la Sierra de Madrid. “Ella es profesora, me dijo que estaban aquí porque se había pedido una excedencia. Me trajo un cartel para dar clases particulares”, explica una vecina, según La Sexta.

El padre denunció que no sabe nada de ellas hace días. La Policía resolvió el caso por las muchas similitudes que presentaba con el caso de María Sevilla, la presidenta de la asociación Infancia Libre, que también fue detenida en abril por secuestrar a su hijo, de 11 años, en un pueblo de la zona de Cuenca.

En el caso más reciente, la progenitora también pertenecía a la misma asociación, lo que llevó a la Policía a atar cabos y detener a la secuestradora. La niña fue hallada en buenas condiciones y luego de ser liberada pasó a vivir con el padre.

Desde febrero de 2017 evitó que Daniel viera a la niña cuando ingresó al centro de cuidados de niños. En octubre renunció al trabajo y desaparecieron.

El padre contrató unos detectives y averiguó que su expareja alquiló el departamento en donde vivían. 

Cuando salió a la luz el caso de María Sevilla, que  secuestró a su hijo en una finca de Cuenca, influenciada por una especie de locura religiosa, Daniel sospechó y contrató a un detective privado.

Tres semanas después se dio con su paradero de su hija y la mamá. Ella llevaba dos años con su móvil  apagado en un pueblo y vivían en las afueras del pueblo.

Miembros de la Policía, al ver que no había nadie por la ventana de la casa, entraron y hallaron a la menor quien indicó que no quería ir con su padre. Su mamá le había dicho que “era el diablo” y que le haría daño cuando durmiera, porque los “hombres” hacen daño a las niñas y niños. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: