Periodista rusa muere tras quemarse frente a una comisaría de Policía

Medios informativos indicaron que la mujer era activista opositora del Gobierno ruso. Era editora del portal de noticias Kosa.Press
02 de octubre de 2020 15:06

La periodista rusa Irina Slavina, editora jefa del portal de noticias opositor Koza.Press, falleció este viernes 2 de octubre, tras quemarse a lo "bonzo" frente a una comisaría de Policía, en señal de protesta contra el Gobierno de Rusia, según anunciaron varios medios de comunicación.

Antes de suicidarse, Slavina dejó una nota en su cuenta de Facebook en la que pide "que se culpe al Gobierno ruso por su muerte". Su vivienda había sido objeto de una redada por parte de las autoridades justo un día antes del incidente.

Tal y como ha indicado la agencia de noticias TASS, las fuerzas de seguridad la habían acusado de formar parte de una "organización indeseable". Durante la redada fueron incautados un portátil y otro tipo de equipos electrónicos.

El periódico 'Kommersant' señaló que el caso se enmarca en una investigación sobre Mijail Iosilevich, un oligarca que habría ofrecido apoyo a disidentes y opositores.

Slavina, de 47 años de edad, murió a consecuencia de las quemaduras recibidas antes de que los policías pudieran apagar las llamas, según confirmaron los servicios de emergencias.

El líder opositor ruso, Alexéi Navalni, acusó en su cuenta de Twitter a las autoridades de incitar a Slavina a quitarse la vida al fabricar un caso político contra ella y registrar la víspera su domicilio derribando la puerta.

Comparte su opinión el multimillonario ruso Mijaíl Jodorkovski, que acusó a las fuerzas de seguridad de presionar a Slavina en el caso abierto contra la organización opositora, patrocinado desde el exilio por Rusia Abierta.

Slavina, que dirigía un medio muy crítico con el Gobierno local, era también una activista y fue multada en 2019 por organizar una acción en memoria del opositor ruso Boris Nemtsov, asesinado frente al Kremlin en 2015.

Según otros medios, Slavina era miembro de la Iglesia Pastafarí fundada en EE.UU., que algunos consideran una secta y cuya filial rusa tendría relación con Jodorkovski.

Slávina era una conocida periodista en Nizhni Nóvgorod, una de las principales ciudades de Rusia y su muerte provocó la reacción de opositores y activistas de derechos humanos, que relacionaron el deceso con la preparación en todo el país de las elecciones legislativas de 2021. (I)

Las más leídas